03 de diciembre de 2022

Javier Tebas

Javier Tebas, durante su entrevista en El DebateAlfonso Úcar

Entrevista El Debate

Javier Tebas: «Es imposible firmar la paz con Rubiales»

El presidente de LaLiga visita El Debate y analiza todos los temas de la actualidad deportiva y política del país

Javier Tebas (Costa Rica, 1962 ) está a punto de cumplir diez años como presidente de LaLiga. Se encontró un fútbol quebrado y hoy asegura estar salvado. Si por algo se caracteriza es porque no tiene pelos en la lengua. No elude ningún tema: desde la crisis económica del Barça a su simpatía por Vox, un partido por el que volvió a votar casi tres décadas después.
–Está a punto de cumplir diez años al frente de la patronal, ¿qué balance hace de su gestión?
–Hace diez años teníamos un fútbol endeudado, quebrado. La gran mayoría. No digo todos los clubes. Hoy no es ésa la circunstancia, a pesar de haber pasado la crisis económica como la covid y de primer nivel. La llegada del control económico es el ADN de LaLiga. Hoy eso asegura la viabilidad de los clubes, siempre. Que no te engañen, en los próximos años. Y luego la venta centralizada también. Yo creo que es uno de los hitos que yo diría de este período y el proyecto CVC.

Si el Barça cumple las normas de control le hará mantenerse en el futuro y ser un equipo más competitivo

–¿De qué medida se siente más orgulloso en estos nueve años?
–La consolidación del control económico del fútbol español. Yo creo que sin control económico, ninguna competición deportiva ni ninguna liga del mundo del deporte, si no hay la viabilidad de los clubes, pues está en peligro.
–¿Cómo ha vivido el presidente de LaLiga todo lo que ha rodeado este verano al Barça?
–Con la preocupación de que el Fútbol Club Barcelona cumpla las normas de control económico, porque eso le hará mantenerse en el futuro y ser un equipo más competitivo.
–¿Qué opinión le merecen las palancas?
–Si el Barça ha tomado esa decisión, tengo que respetarla. No deja de ser la venta de unos activos que son unos ingresos a futuro que los han anticipado. Esta medida de las palancas al Barça le suponen un 5 % de sus ingresos anuales. Ha sido una solución adecuada para salir de todas las pérdidas que tenía.

Si el Barça quiere fichar en enero ya sabe lo que tiene que hacer: liberar masa salarial

–Ahora les acusan a ustedes de no poder fichar este mercado invernal.
–Aquí hay que recordar las palabras del vicepresidente económico Romeu, que dijo en varias ocasiones a los medios de comunicación que ellos tenían que hacer las palancas, pero que o bajaban la masa salarial de 630 millones de euros a 400 millones o tendrían problemas. Eso es lo que tienen que hacer. Las normas son las normas.
–¿Cómo puede explicar al aficionado al fútbol que el Barça haya podido aglutinar tanta deuda?
–Hay tres motivos fundamentales. En primer lugar, la crisis de la covid. Luego que los salarios que se pactaron en la época de la anterior junta directiva eran elevados, aunque dentro del control económico. Eso te causa un problema porque no puedes vender a esos jugadores por culpa de su elevado salario. Y, por último, que los actuales dirigentes anticiparon amortizaciones que no tenían por qué anticipar y eso les ha generado 200 millones de euros más de deuda.

Piqué quiere ser presidente del FC Barcelona y para ello tiene que salir por la puerta grande y ya empezaba a tener algún sector de la afición en contra

–¿Le sorprendió el adiós de Piqué?
–Que se iba a ir sí lo suponía, pero pensaba que sería al final de la temporada. Es verdad que Piqué quiere ser presidente y para ello tienes que salir por la puerta grande y ya empezaba a tener algún sector de la afición en contra.
–¿Le ofrecerá a Piqué ser embajador de LaLiga?
–No me dedico yo a elegir los embajadores, pero puede ser un buen embajador. Siempre ha sido muy importante para la historia del fútbol español, no solo de la Liga.
–¿Llegará la paz a la relación Rubiales-Tebas algún día?
–Son dos modos de entender el fútbol. Yo soy un firme defensor del mundo del club profesional y no profesional. Si no hubiese clubes pequeños donde los padres están perdiendo horas allí con sus hijos, no saldrían jugadores en el fútbol base. Si en el fútbol profesional no hubiese gente que invierte y arriesga, no habría fútbol tampoco profesional. Rubiales no es así. No puede ser que quiera dominar al fútbol profesional con ese elenco de deportistas. Es imposible hacer la paz por un tema de gestión y de valores. Yo no grabo a ministros, ni hago reuniones de trabajo en un chalet, ni hago una barbacoa con unas amigas.

Yo no grabo ministros, ni hago reuniones de trabajo en un chalet, ni hago una barbacoa con unas amigas

–¿Por qué Javier Tebas es tan beligerante contra la Superliga, si en teoría es un proyecto que a quien sustituiría sería a la Champions?
–Porque eso es mentira. Vamos a ver, nosotros hemos presentado informes de KPMG que indican que quitaría recursos a las ligas nacionales por valor de más de 2.000 millones de euros en ingresos. Sería el fin de las ligas nacionales. Los defensores del proyecto no cuentan el modelo, pero por detrás sí sabemos lo que quieren hacer. Si fuese tan bueno para las ligas y no hace daño, ¿por qué no lo cuentan bien?
–Vámonos a Qatar, ¿qué papel cree que va a hacer España?
–Tenemos grandes jugadores y Luis Enrique tiene un palmarés importante. Tenemos que estar, por lo menos, jugando las semifinales.

La creación de la Superliga nos haría perder a las ligas nacionales el 50 % de los ingresos

–¿Qué falla más el VAR o el CIS?
–El CIS (risas).

El lado más personal de Tebas

–¿Qué recuerda de su infancia en Costa Rica?
–La primera vez que fui al colegio y los viajes que hacía con mis padres. Me acuerdo más bien después, porque después nos fuimos a vivir a Nicaragua. Los viajes que hacíamos para ver a los amigos de mis padres en San José. Y eso eran los recuerdos.
–Usted tiene cuatro hijos y dos nietos… ¿Cómo es el Javier Tebas abuelo?
–Un apasionado de mis nietos. Siempre. Además, siempre tienes una doble alegría cuando el nieto que va creciendo hace algo divertido por él y porque ves que sus padres disfrutan. Pero también sufro mucho por mi hijo y mi nuera. Porque cuando sufre el pequeño, sufro por sus padres. Así que como abuelo sufro dos veces.

El Tebas más político

–¿España está peor desde que Pedro Sánchez es presidente del Gobierno?
–Yo pienso que sí, ¿no?
–¿Qué radiografía política hace de nuestro país?
–Además de la situación económica, me preocupa mucho la unidad de España. Soy un amante de España y todas las concesiones que puedan hacerse al separatismo me preocupan. Es un error decidir que una generación pueda decidir el destino de una nación de cientos de años.

La última vez que voté fue en el año 92. La creación de una alternativa como Vox me hizo volver a hacerlo

–Usted, siempre se ha mostrado partidario de Vox. ¿Cómo ha vivido lo ocurrido entre Macarena Olona y el partido de Santiago Abascal?
–Es una pena que una persona que parece que tiene mucho talento haya abandonado. Pero creo que los proyectos están por encima de las personas, ¿no?
Dicen que el voto es secreto, aunque a usted no le ha importado nunca decir a qué partido vota. ¿Lo seguirá haciendo en municipales autonómicas y generales o variará su voto?
–Sí, sin duda. La última vez que voté fue en el año 92. La creación de una alternativa como Vox me hizo volver a hacerlo. No encontré a alguien que defendiera la unidad de España con la fuerza que lo hace este partido.
Comentarios
tracking