Fundado en 1910

17 de abril de 2024

Pedro Rocha habla con Luis Rubiales

Pedro Rocha habla con Luis RubialesRedes sociales

Pedro Rocha se presentará a las elecciones amañadas de la Federación para perpetuar el rubialismo

  • Miguel Ángel Galán, presidente de la escuela de entrenadores, impugnará las elecciones si antes no se renuevan 32 cargos de la asamblea que han perdido esa condición

  • Rocha es el favorito, apoyado por las Federaciones Territoriales, que controlan 105 de los 143 votos de la nueva Asamblea del Fútbol Español

El fútbol español vive una situación de descrédito y la pregunta corrupción vuelve a sobrevolar a la Federación Española de Fútbol. Pasó con Ángel María Villar, se ha reproducido con Luis Rubiales y la historia se repite con Pedro Rocha, el hombre que elevó a Rubiales al poder hace un lustro y que ahora intenta perpetuar el rubialismo aunque se quiera desmarcar de él descartando a cargos ejecutivos de la etapa anterior. Son lavados de cara del presidente provisional para que todo siga igual. Carlos Herrera no puede luchar contra una mafia legalizada de votos controlados por las Federaciones regionales.
Los antecedentes son numerosos: elecciones preparadas, corrupción arbitral con el Barçagate tapada por Rubiales y por la Federación. Contratos con influencias. Y denuncias contra Rocha por no renovar a 32 asambleístas de los 143 que votarán al futuro presidente, que será el propio Pedro Rocha por orden de las Territoriales.
El cacereño, que quiere suceder a su amigo Rubiales, no quiere pasar la vergüenza de ver cómo la FIFA de Gianni Infantino, antiguo becario de la Liga Profesional, llega a Madrid y controla unas elecciones que exige que sean ya y limpias. Mucho pide Infantino.

Dimitir para perpetuarse

El cacereño dimitirá el lunes como presidente provisional, tras la final de la Copa del Rey. Convocará elecciones y viajará inmediatamente a visitar a Infantino y rendirle pleitesía. Pero el incombustible Miguel Ángel Galán impugnará esos comicios, porque antes deberían renovarse 32 asambleístas que ya no cumplen los requisitos para serlo. El presidente de la Escuela de Entrenadores exige, de acuerdo a la ley, que se elijan primero esos 32 nuevos asambleístas y luego convocar las elecciones presenciales. Todo retrasaría el proceso durante meses, hasta los Juegos Olímpicos. Muchos piden a Galán que no lo haga, pero las piensa impugnar.

La intervención de la FIFA

Infantino exige elecciones ya. El Consejo Superior de Deportes, también. Rocha, que ha controlado la Territorial de su región desde hace una década, dimite también de la Extremeña para presentarse como candidato oficial a presidir la Federación Española durante cuatro años y luego perpetuarse en un sillón muy bien remunerado. Lo mismo hizo Villar a lo largo de treinta años. Rubiales duró cinco por sus desastrosos errores en el Mundial femenino.
El extremeño desea presidir una Federación rodeada de corrupción. El más grave es el caso del Barçagate y Negreira, que ha destapado una situación crítica en el fútbol nacional. El Barcelona pagó al vicepresidente de los árbitros durante 18 años con el fin de no tener arbitrajes en contra. Y los colegiados están controlados por la Federación. Lo que ha hecho Rocha es intentar esconder esta realidad y decir que no hay corrupción arbitral, porque si admite que la hay tendría que dimitir por no haberla visto o incluso por haberla permitido, pues él era un cargo de confianza de ese Rubiales del que desea desembarazarse como sea.
Rocha, como Rubiales, afirma que Negreira no era nadie. Pero Rubiales hizo desaparecer toda la documentación de ese Negreira que 'no pintaba nada'. Y Rocha estaba ahí como mano derecha y parte de la izquierda de Rubiales.
El caso de la Supercopa de España que se juega en Arabia Saudí es otro conflicto de presunta corrupción que acaba de explotar en la cara de Pedro Rocha, en su Federación, con la intervención de la Guardia Civil y de la UCO.
Hay otros casos de irregularidades que se repiten en otros ámbitos. La intervención de la UCO significó que Pedro Rocha no firmara un contrato de obras en la sede federativa, por valor de 1,39 millones de euros, concedido a la empresa Gruconsa, donde trabaja el hermano del asesor jurídico de la Federación, Pedro González Segura. Gruconsa fue elegida en una elección ante otras dos ofertas que presuntamente eran ficticias. La Justicia descubrió el entuerto.

Herrera contra un poder establecido

En estas condiciones, frente a un sistema de votación que hace imposible que cualquier persona que no pertenezca a una Territorial puede ganar las elecciones, se enfrenta Carlos Herrera.
Carlos Herrera ya ha mostrado su interés en presidir la RFEF.

Carlos Herrera ha mostrado su interés en presidir la RFEF.EFE

El comunicador tiene buena onda, pero debería lanzarla para destrozar una Asamblea del Fútbol amañada de forma legal, una legalidad que el Consejo Superior de Deportes debería cambiar radicalmente. Las Territoriales controlan directa o indirectamente dos tercios de los votos y es imposible vencer si no tienes el apoyo de esas federaciones regionales.
Herrera Carlos lucha sin apoyo institucional del fútbol, solo contra el mundo, solo ante el peligro. Es Gary Cooper frente a una Federación rodeada de acusaciones de corrupción masiva. La acusación arbitral del Barçagate es muy grave. Y en vez de investigarla, Rubiales antes y Rocha ahora la esconden, como un avestruz.
Esa es la forma de actuación de la RFEF: meter el polvo bajo la alfombra. Herrera intenta mostrar el polvo, pero los presidentes de las Territoriales se suben todos sobre la alfombra para que Herrera no enseñe la suciedad reinante.
Comentarios
tracking