Fundado en 1910

29 de mayo de 2024

Joao Felix sigue sin demostrar lo que se espera de él

João Félix sigue sin demostrar lo que se espera de élGTRES

João Félix, de líder del Atlético a quinto delantero: la tormentosa relación con Simeone

El fichaje más caro de la historia del Atlético continúa con un rendimiento irregular y se le achaca poco compromiso

Parecía que esta temporada por fin iba a ser la de João Félix. El atacante rojiblanco firmó una gran pretemporada y en el primer partido de liga, en Getafe, dio una exhibición firmando dos asistencias. En el Atlético se frotaban las manos al ver el nivel del que está llamado a ser la principal estrella del equipo y confiaban en que si las lesiones le respetaban sería el año en el que terminase definitivamente de explotar.
Nada más lejos de la realidad. João Félix ha vuelto a apagarse y ha perdido la condición de titular indiscutible de la que gozaba a principios de temporada. El luso no ha marcado ni un solo gol en lo va de curso y continua estancado en las dos asistencias que dio en la primera jornada. Además João no está teniendo la incidencia en el juego que se espera de alguien con su calidad y últimamente pasa por los encuentros con más pena que gloria. Eso ha obligado a Simeone a sacarlo del once, algo que tal y como ha demostrado el portugués en las últimas semanas le tiene bastante molesto.
La irregularidad de João ya no es ninguna sorpresa para nadie. El talento del luso está ahí y eso no se pone en duda, sin embargo su poca capacidad de sacrificio y su nula perseverancia cuando las cosas no le salen empieza a generar que gran parte de la afición colchonera esté cansada de él. De hecho, en el partido ante el Girona, João se llevó la mayor pitada desde que es futbolista rojiblanco. La gente no le ve comprometido y después de haber estado varios años pidiéndole al 'Cholo' que le diese más oportunidades el luso tampoco ha estado a la altura después de haber gozado de siete titularidades en los primeros ocho partidos de la temporada.
La sensación que deja el ex del Benfica es que se confundió al elegir equipo. Hay que recordar que João no está en el Atleti porque lo pidiese Simeone, sino que fue una apuesta personal de Miguel Ángel Gil Marín tras un acuerdo con el agente Jorge Mendes, que consideró que el conjunto colchonero iba a ser el mejor para que el atacante estuviese en el punto de mira de los colosos europeos. Además, desde que el jugador portugués aterrizó en Madrid los rumores de que no está cómodo han sido constantes y desde su entorno nunca se han encargado de desmentirlos. Eso sí, cuando a él le han preguntado siempre ha dicho que su intención es la de quedarse.

Será suplente ante el Brujas

Este miércoles el Atlético se juega la vida en el encuentro que le enfrentará al Brujas en el Metropolitano. A los de Simeone solo les vale ganar para seguir teniendo opciones de clasificar a los octavos de final de la Champions League. Si nada raro sucede, João volverá a comenzar el partido desde el banquillo y será el cuarto consecutivo, pues ahora mismo es el quinto delantero de la plantilla y tendrá de nuevo que trabajar duro para recuperar su puesto en el once.
El pasado sábado, Simeone le mandó un recado poniendo de ejemplo a Correa, un jugador de club que nunca se queja por sus minutos de juego y que posiblemente juegue menos de lo que merece por su rendimiento. Con esto el Cholo reiteró que no le va a regalar nada a nadie y que él no mira lo que ha costado cada jugador sino que valora lo que ve en los entrenamiento y los partidos. «Todo lo malo que haga él es que lo hago yo peor todavía. Toda la frustración que tenga él es que no le he podido dar yo todo lo que necesita para demostrar el talento y el fútbol que tiene», dijo el técnico este martes sobre la figura de João.
Ahora a João –que hay que recordar que fue el fichaje más caro de la historia del Atlético, que pagó 120 millones de euros por él en 2019– le vuelve a tocar empezar de cero y ya van muchas veces para un jugador que está llamado a ser de los mejores del mundo en un futuro pero que por el momento se está quedando estancado. De todos modos, en un mundo tan cambiante como el del fútbol, no se puede decir que el portugués ya no esté a tiempo hacer una gran carrera, pues recordemos que tan solo tiene 22 años y su calidad está ahí.
Comentarios
tracking