Fundado en 1910

22 de junio de 2024

El trofeo de la Champions espera un nuevo dueño

El trofeo de la Champions espera un nuevo dueñoUEFA

El vestuario del Real Madrid se pone en alerta ante la sorpresa de la Atalanta: no hay favorito en Wembley

  • Los jugadores de Ancelotti han comentado al grupo que habrá que luchar mucho para ganar la Champions y que no puede haber un atisbo de confianza

  • El Borussia eliminó al PSG sin recibir ni un gol y este dato es una
    advertencia para los blancos: los alemanes buscarán nuestros fallos

Creerse favorito siempre es un error. Hay que atacar las finales con sumo respeto al rival y con una concentración total para defender bien y atacar mejor. Cuando las barbas de tu vecino veas mojar, pon las tuyas a remojar, dice un refrán. El Real Madrid no pone las suyas a remojar porque no se cree mejor que nadie. Sencillamente no se lo cree.

La derrota de su amigo Xabi Alonso en la final de la Europa League ha servido para que los capitanes del Real Madrid pongan en alerta a toda la plantilla y especialmente a los jóvenes. El madridismo considera que su equipo es favorito en la final de la Champions y esa es una condición que los jugadores han negado históricamente.

Esa negación y su entrega máxima en las finales ha sido el punto de partida para conquistar catorce Copas de Europa. La decimoquinta llegará si se cumple la premisa de dar lo mejor de ellos mismos ante un enemigo que puede ganarte.

La bomba sorpresa de la Atalanta, que goleó al Bayer Leverkusen en la final de la Europa League, ha sido valorada por el vestuario del campeón de Liga para profundizar en las características que debe tener el equipo en la final de Wembley. El punto de partida es contundente y se lo han dicho a los noveles: «No somos favoritos, tenedlo claro, en una final no hay favorito». El mensaje añade una rúbrica: hay que ser favorito solo con la copa en las manos.

Habrá que pelear al máximo ante el Borussia

El diálogo de los capitanes y de otros veteranos en la cocina de Valdebebas ha sido productivo. El lema es rotundo: habrá que sudar mucho para ganar la final.

Dembele y Emre Can discuten mientras el árbitro Daniele Orsato (2R) habla con Nico Schlotterbeck durante el partido de vuelta de semifinales entre el Paris Saint-Germain y Dortmund

El Dortmund le ganó los dos partidos al PSGAFP

Los líderes del grupo han plasmado en el vestuario una verdad: no hay que tener ni un atisbo de confianza en Wembley. Es la mejor arma para el enemigo. El favoritismo es una cosa que comentan los seguidores y que nunca creen o deben creer los futbolistas. Hablar es gratis. Y creerse superior es perder.

El Dortmund espera el riesgo y el fallo del Real Madrid

Hay un dato aleccionador que no gusta nada a Carlo Ancelotti. El Borussia Dortmund eliminó al PSG sin sufrir un gol en los dos encuentros de semifinales. Pendiente el partido ante el Betis, el cuerpo técnico madridista ya estudia al detalle las jugadas y los movimientos para romper el muro alemán en Londres.

Davide y Carlo Ancelotti trabajan con videos para estudiar al enemigo y ponen en aviso a sus hombres. El Borussia jugará a aprovechar los riesgos y los fallos del Real Madrid. Espera y realiza el contragolpe en busca de huecos y puntos débiles. Por ello, el equipo español no deberá perder sus posiciones en su anhelo por buscar el gol. Cuidado, los germanos aguantan a que el adversario se obsesione para utilizar la guerra de guerrillas.

El partido frente al Betis, ensayo de la final

La última jornada de Liga será para el Real Madrid un ensayo de la gran noche de la Champions. El Bernabéu brindará una emotiva despedida a Toni Kroos y Ancelotti dirigirá el último encuentro antes del duelo de Wembley. Nacho será titular en Londres y esperemos que no se despida también de la afición en la visita del Betis.

Carlo tiene decidido el once que buscará La Decimoquinta: Courtois; Carvajal, Rüdiger, Nacho, Mendy; Valverde, Camavinga, Kross; Bellingham; Rodrygo, Vinicius.

La titularidad de Courtois es la gran noticia de esta alineación, después de una temporada en la que Lunin ha brillado en la Liga y en la Copa de Europa. Jugará el belga porque ha alcanzado físicamente un buen grado de rendimiento y es el mejor guardameta de la plantilla.

Nacho se ha ganado la titularidad en tres meses de magnífico rendimiento. Se encuentra en mejor forma que Militao y también será titular.

Que no sea la última presencia de Kroos en el Bernabéu

Toni Kroos dirá adiós a los aficionados madridistas en el último partido de competición liguera, pero el club y sus compañeros esperan que vuelva al Bernabéu muy pronto. Estará en Chamartín en la noche del 2 de junio si conquista la Champions el día antes. Kroos, Modric, Carvajal y Nacho aspiran a igualar las seis Champions de Gento. Florentino Pérez obtendría la séptima, una más que Santiago Bernabéu. Hay muchos que rabian.

Comentarios
tracking