27 de septiembre de 2022

La jubilación activa es más beneficiosa para los autónomos.

La jubilación activa es más beneficiosa para los autónomos.GTRES

Pensiones

¿Qué es la jubilación activa?

Se puede seguir trabajando -a tiempo completo o parcial- y cobrar la pensión una vez se haya alcanzado la edad de jubilación. En 2013 se introdujo el Real Decreto-ley, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad, en el que se recoge la modalidad de la jubilación activa.
Esta figura permite compatibilizar un trabajo -ya sea como asalariado o autónomo- mientras se cobra la pensión de jubilación. No obstante, se han de cumplir los siguientes requisitos:

Requisitos

  • 1. Un año más de la edad de jubilación. Solo se podrá acceder a la pensión cuando haya transcurrido un año más desde que se cumplió la edad ordinaria de jubilación que sea de aplicación. Este requisito es una novedad vigente desde el 1 de enero de 2022; y este año la edad ordinaria de jubilación se establece en los 66 años y 2 meses cuando el trabajador haya cotizado al menos 37 años y 6 meses. Sin embargo, esta situación también se logra al haber cotizado 37 años y 6 meses o más, y se tengan aún 65 años.
  • 2. Alcanzar la pensión máxima. El porcentaje aplicable para determinar la cuantía de la pensión ha de llegar al 100 %. Por lo tanto, solo es aplicable para los trabajadores que hayan cotizado el tiempo suficiente para acceder a la pensión completa (mínimo de 36 años). Asimismo, según la jurisprudencia del Tribunal Supremo, este requisito se ha de cumplir en el momento en el que se solicite la jubilación, sin que se pueda argumentar que se alcanzará posteriormente.
  • 3. El trabajo puede realizarse a tiempo completo o a tiempo parcial. Es una de las peculiaridades de la jubilación activa, que no ocurre con otras figuras del pensionista activo. Además, el trabajo que se quiera desarrollar solo puede ser en el sector privado.

Cuantía de la pensión en la jubilación activa

La normativa vigente fija la cuantía de la pensión de jubilación para estos casos en el 50 % del importe que se hubiera cuantificado inicialmente. Sin embargo, este porcentaje alcanza el 100 % si se es trabajador por cuenta propia y se tiene contratado a un asalariado. Por lo tanto, la jubilación activa es más beneficiosa para los autónomos.
Aunque la pensión se revaloriza anualmente según lo que establece la legislación actual, se sigue cobrando el 50 % mientras dure la situación de jubilación activa. Asimismo, los trabajadores mantendrán el carácter de pensionistas a todos los efectos, pero si están acogidos a la jubilación activa no podrán solicitar el complemento a mínimos.

Cotización

La cotización a la Seguridad Social se modifica cuando se entra en la jubilación activa. En este caso, se cotiza solo por incapacidad temporal y por contingencias profesionales. Sin embargo, también se le suma una «cotización de solidaridad», que es de un 9 % sobre la base de cotización por contingencias comunes; y corre un 7 % a cargo del empresario y un 2 % a cargo del trabajador.

Otras opciones

También se puede ser pensionista activo por otras modalidades. Mediante la jubilación parcial -en la que una vez cumplidos los 60 años- la empresa y el trabajador llegan a un acuerdo para que el contrato sea a tiempo parcial, y la pensión se ve reducida de forma proporcional a la jornada que de trabajo.
Por su parte, la jubilación flexible es similar a la jubilación parcial, pero el contrato a tiempo parcial se puede dar con una empresa distinta de la que se trabajaba. Además, la actividad laboral por cuenta propia es compatible con la pensión de jubilación siempre y cuando los ingresos anuales, en conjunto, no excedan el salario mínimo.
Comentarios
tracking