30 de enero de 2023

Un grupo de pensionistas.

Un grupo de pensionistas.Europa Press

Claves de la reforma

¿Cómo se calculará mi jubilación? Las claves de la reforma de las pensiones

Escrivá negocia con los agentes sociales la reforma que definirá el futuro de las pensiones. Periodos de cálculo, años trabajados y pensiones máximas, entre las claves principales

El ministro de la Seguridad Social encara una recta final del año para el futuro de las pensiones. José Luis Escrivá retomó esta semana sus contactos con la mesa de negociación para ultimar la reforma de las pensiones. Varios aspectos deberán ser definidos durante los próximos meses; otros, como indexar el importe de la jubilación al avance del IPC, parecen intocables.

El periodo de cálculo no subirá a 35 años

Es el tema central sobre el que giran las negociaciones. Escrivá da por descartada una ampliación del actual periodo de cómputo, que tiene en cuenta los últimos 25 años de vida laboral para designar el importe de la pensión. El Ejecutivo rechaza ampliar de 25 a 35 los años de cálculo, pero se abre a aplicar otras posibles modificaciones.
«Tenemos que discutir con los agentes sociales cuál es la mejor combinación de estos tres elementos para que el sistema sea más equitativo y más justo y cumpla su función de proteger de alguna forma a aquellos que tienen situaciones sobrevenidas o indeseadas y que no les afecte negativamente desde el punto de vista de la pensión futura», apuntó Escrivá, que ha insistió en que «en ningún caso» se trataría de ampliar el periodo de cálculo a 35 años, sino de «pequeños ajustes» para mejorar la equidad.

Eliminar del cálculo los dos peores años del trabajador

Una de ellas apunta a un incremento mucho más modesto de los años. En concreto, los de Escrivá estudian excluir del cálculo de la prestación por jubilación a los dos años laborales menos provechosos para el trabajador. Es decir, aquellos dos en los que menos han cobrado. Además, el ministerio trabaja entiende que se ha producido un cambio en la realidad de las carreras profesionales, por lo que los últimos 25 años, ya no son los mejores de la vida laboral. Este cambio, viene recomendado por Bruselas.
La medida, sigue sin contar con el visto bueno de los sindicatos, que ven en la modificación una manera de recortar la prestación. El vicesecretario general de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, advirtió el pasado lunes de que el sindicato no aceptará ampliar el periodo de cálculo de la pensión más allá de los 25 años actuales aunque se ofrezca la posibilidad de eliminar los peores años de cotización.

Destopar las pensiones máximas de forma progresiva

Además, el equipo de Escrivá planea eliminar el tope a las pensiones máximas para adecuarlas a las que se cobran en el resto de los países europeos. En concreto se pretende incrementar de manera gradual la base máxima de cotización, algo que debería estar acordado antes de que 2022 llegue a su fin. El mecanismo será gradual, e irá eliminando topes durante las próximas décadas.
Mayor consenso con los sindicatos hay en este aspecto. CCOO ha animado al ministro a abordar el destope de las bases máximas de cotización, así como a recuperar y revisar la modalidad de la jubilación parcial y a reforzar el papel que el sistema de Seguridad Social puede jugar en la lucha contra los efectos de la brecha de género.
En esta línea, pide actuar sobre las pensiones mínimas y la regla de integración de lagunas y argumenta que las cuantías de las pensiones mínimas y las no contributivas «debe contar con una fórmula que garantice la suficiencia de las pensiones en relación con los umbrales de riesgo de pobreza».
Comentarios
tracking