07 de diciembre de 2022

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno regional, Javier Fernández-Lasquetty

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno regional, Javier Fernández-Lasquetty

Impuestos

¿Cómo te afecta la bonificación fiscal del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Madrid?

En los dos casos, las ayudas son interesantes, aunque hay matices personales en el caso de los tutelados

La Comunidad de Madrid ha aprobado el proyecto de Ley que desarrolla la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
En la actualidad, para parientes de primer grado, como puede ser entre padres e hijos o entre cónyuges, la bonificación en Sucesiones y Donaciones es del 99 %. Desde la entrada en vigor en 2006 se ha incrementado el número de autoliquidaciones del impuesto un 178 % para sucesiones y un 1.400 % para donaciones.

Hermanos, tíos y sobrinos

La primera medida unifica e incrementa al 25 % el porcentaje de deducción en todos los parientes por consanguinidad de segundo y tercer grado (entre hermanos, tíos y sobrinos), que tenían, respectivamente, un 15 % y un 10 %.
Desde Heritae, la legaltech española dedicada a las herencias, afirman que «esta parte de la legislación es muy positiva ya que hoy en día se ven cada día más herencias de causantes que fallecen sin hijos y sin estar casados sus ascendientes también fallecidos, la herencia pasa a hermanos y/o sobrinos que, hasta ahora, apenas había bonificación y les costaba heredar muchísimo. Esto les hacía rechazar la herencia en muchos casos. Es una medida que va a beneficiar a muchos contribuyentes y se adecúa a la realidad social actual en esta materia».

Menores tutelados

También se han equiparado las bonificaciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones de los menores acogidos y tutelados con los descendientes.
Desde Heritae explican que «esta parte no hará mucha gracia a los que tengan descendientes consanguíneos si tienen mala relación con los menores acogidos y tutelados de sus ascendientes, ya que les ponen al mismo nivel que los consanguíneos, aunque ya es un tema más personal de cada caso. A efectos puramente fiscales, habrá más personas que puedan acogerse a los beneficios fiscales, por lo que es bueno para el contribuyente».
Se calcula que beneficiará a cerca de 11.500 contribuyentes y generará un ahorro fiscal de 48,3 millones de euros. Con la nueva bonificación, una persona que herede, por ejemplo, 200.000 euros de un hermano o tío fallecido, podrá llegar a ahorrarse hasta 12.000 euros sobre la cuota tributaria.
Comentarios
tracking