Fundado en 1910

16 de abril de 2024

TribunaJosé Ramón Riera

Madrid 103 - Cataluña 47

Vamos a ver de dónde ha conseguido la Agencia Tributaria los casi 12.000 millones más de ingresos que ha recaudado

Actualizada 04:30

No, no es el resultado de un partido de baloncesto, que es lo que podría parecer, y mucho menos de un partido de fútbol. Tampoco tiene que ver con copas ganadas ni nada referido al deporte que pueda inducir a generar pasión por los colores de un equipo.
Es la recaudación en miles de millones que han tenido las delegaciones de Hacienda en cada una de las Comunidades Autónomas cuya responsabilidad recae sobre la Agencia Tributaria.
Seguro que muchos pensaron que por fin Riera iba a dejar de dar la plasta con la economía. Pues lo siento mucho, sigo con mi afición de explicar qué sucede con las finanzas.
Hoy vamos a ver de dónde ha conseguido la Agencia Tributaria los casi 12.000 millones más de ingresos que ha recaudado y qué podría pasar si mañana España se dividiese en 17 estados independientes.
Primero, el estado independiente de Madrid tendría que cerrar fronteras para parar la inmigración del resto de los países. Pero eso sería una decisión temporal: en muy poco tiempo compraría las empresas de Toledo, Guadalajara, Segovia y Cuenca y, mediante un acuerdo, anexionaría esas provincias.
En menos de 10 años, Madrid tendría bajo su control y anexadas a Aragón, Castilla La Mancha, Castilla León y Murcia para tener salida al mar.

En 25 años., País Vasco quedaría arruinado por la emigración y la pérdida de sus mayores empresas

En 25 años, quedarían solo pendientes de comprar de saldo el País Vasco, arruinado por la emigración y por la pérdida de sus mayores empresas, y una Cataluña pidiendo de rodillas que la comprásemos barata. Lo malo es que posiblemente Cataluña no hablase catalán en esos momentos, sino árabe, y serían los antiguos independentistas los que pidiesen la ayuda para expulsar el islam de Cataluña.
Como distopía no ha quedado nada mal, pero esa es la realidad económica de España. La única región que puede hacer frente hoy a sus gastos autonómicos claves –la sanidad, la educación, la seguridad y todos los otros servicios necesarios para la convivencia–, además de poder pagar las pensiones a sus jubilados hoy, es la Comunidad de Madrid que recauda el 43,4 % de los impuestos de España.
Otro día calcularemos las cotizaciones sociales, pero ya les avanzo que en 2022, Madrid pudo pagar las pensiones sin déficit y en 2023 necesitaría sacar unos 1.000 millones. El resto de las regiones, hambruna, incluido Cataluña y País Vasco. Pero como el dato construye el relato, aquí vienen los datos:
Madrid recauda el 43,4 % de los ingresos por Impuestos directos, como IRPF y sociedades, Indirectos como el IVA y los impuestos especiales, las Tasas y los otros impuestos responsabilidad de la AEAT.
Le sigue, como no, Cataluña, que en caso de que se le conceda el derecho a quedarse con su recaudación como el País Vasco, se llevaría el 19,7 % de la recaudación, que a octubre suma 46.895 millones de euros de ingresos.
Sólo por si alguien tiene curiosidad, añado el enlace a la Consejería de Hacienda y sus gastos. Les recomiendo que pongan en negrita todas las partidas y verán que el Presupuesto Consolidado, incluida la deuda de la Generalitat y todos sus Organismos administrativos y no administrativos, gastará este año 81.330 millones, que a octubre llevan contabilizados 61.957 millones y que, por lo tanto, ya tienen un déficit de más 15.000 millones.

Cataluña tiene un rating de bono basura

Tengo que recordarles que Cataluña tiene un rating de bono basura y que esos 15.000 millones que necesitarían a octubre no los podrían conseguir y tendrían que haberlos bajado de sus servicios. Así, entre el fugado y yo, se morirían de hambre y la independencia duraría lo que dura un caramelo en la puerta de un colegio.
La siguiente comunidad es la Valenciana, que recauda el 7,3 % y que esa cantidad supone 17.261 millones de euros y los gastos presupuestados para 2023 son de 29.121 millones de euros.
Y podemos seguir haciendo el mismo análisis para cualquier comunidad, por ejemplo, Cantabria, que es la mía, que con un presupuesto de 3.507 millones posiblemente podría aguantar hasta que al tener que pagar las pensiones entraría en el grave problema de tener que bajar los ingresos de los pensionistas o no poder pagar.
Ya sé que en un artículo no es sencillo demostrar que la distopía que he propuesto, en caso de suceder, en poco tiempo el Reino de España, gracias a la potencia económica de Madrid se podría reconstruir, pero la gran pregunta es: ¿Para qué vamos a reconstruir algo que ya existe?
Mi respuesta es que si pasase lo que la izquierda pretende, que es dividir a España –que Cataluña y el País Vasco se independicen– lo que procedería es sentarse a ver el cadáver de los independentistas pasar pidiendo la vuelta.
Lo increíble es que alguien no les haya hecho las cuentas para que se percaten que viven muy por encima de sus posibilidades y que hasta ahora han vivido así gracias al estado español y que el Estado Español tiene a Madrid.
Comentarios
tracking