Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

Los intereses del Estado alcanzaron los 36.000 millones de euros en 2023, 13 % más

Es completamente imposible que nuestra deuda en la Contabilidad Nacional en el mes de febrero sea un 15,7 % inferior a la del año pasado

Actualizada 04:30

Hace escasamente unos días, publicaba un artículo sobre los gastos de la Administración Central el Estado y decía que María Jesús Montero estaba últimamente con problemas de memoria muy serios, porque se le olvidaban contabilizar muchos datos, o lo que es peor, que se guarda datos en los cajones.

Demostraba que no es posible que en febrero de 2024, hayamos contabilizado solo 3.926 millones de euros en gastos financieros, cuando en 2023 contabilizamos un 15,7 % más.

Pero a los que trabajamos los números nos asaltan las dudas de si esas afirmaciones que parecen lógicas se sostienen con datos del pasado y eso es lo que voy a hacer hoy, demostrar empíricamente que la Ministra de Hacienda o tiene problemas muy serios de memoria o nos engaña a todos los españoles y no sé qué es peor. Por ella y a pesar de que no me gusta nada como trabaja, prefiero que nos esté engañando y que no tenga problemas de salud.

El momento que más intereses hemos pagado ha sido en 2013

Para ello, lo que he hecho es reconstruir desde 1995 todo lo que ha pagado el Estado español en Intereses de la deuda soberana. Me he ido a la web de la Intervención General del Estado y he buscado año a año lo que hemos ido pagando por este concepto.

Vamos a encontrar cosas muy interesantes, como que el momento que más intereses hemos pagado ha sido en 2013, donde nuestro coste financiero llegó a 36.677 millones de euros y, desde entonces y gracias a la intervención de Mario Draghi el día de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres, donde unas horas antes de ese evento, reunió a toda la prensa mundial, para anunciar que el Banco Central Europeo iba a hacer lo que hiciese falta para salvar el euro y que sería más que suficiente. Desde entonces, como decía, nuestro coste financiero no paró de bajar a pesar de la subida de la deuda nominal española, hasta 2020.

A partir de aquí y a pesar de que el BCE vuelve a tomar el protagonismo, no para de comprar deuda hasta junio de 2022 pero por culpa de la inflación los tipos de interés vuelven a dispararse y nuestros gastos financieros se disparan también.

Pero veamos el gráfico que he preparado para que vean ustedes la evolución de este gasto:

Partimos de un 1995 en el que Felipe González deja un gasto en intereses de 22.743 millones de euros, en los que este gasto llegó a representar el 11,2 % del total de los gastos consolidados del Estado español. La gestión de Aznar consigue reducir el gasto hasta los 18.459 millones de euros y que este gasto bajase a representar un 6 % del total de los gastos de nuestro sistema.

Zapatero consigue bajar el gasto hasta los 16.168 millones en 2006, pero a partir de aquí se vuelve medio loco y además de que es el único del mundo que ve brotes verdes en lugar de una crisis financiera, empieza a endeudarse de tal manera que lleva el gasto financiero a 26.437 millones en 2011 cuando deja el Gobierno. Estos intereses pasan a representar un 5,4 % del total del gasto, así que ya nos podemos imaginar lo que sucedió con el gasto en esa época.

La crisis financiera mundial y la crisis bancaria española colocan a la economía española al borde de la intervención, consiguiendo evitarla el presidente Rajoy a cambio de llegar a endeudarse hasta superar el billón de euros. Así, en 2013, llegamos a los 36.677 millones en intereses, que poco a poco empiezan a bajar.

Rajoy deja esa cifra en 29.274 millones en 2017 representando un 6,1 % del total de los gastos del estado español.

Sánchez, como ya sabemos, entra en un modelo de crecimiento del gasto y de la necesidad de endeudarnos, que nos lleva de 25.120 millones en 2020 a ver como esta cifra se le dispara hasta 26.175 millones en 2021, incrementándose en un 4,2 %, pero que en 2022 se dispara hasta los 31.809 millones creciendo un 21,5 % y en 2023 se va ya a 35.967 millones que supone otra subida del 13,1 %, muy cerca del máximo histórico. Representando estos intereses un 5,3 % del total de los gastos.

Sánchez entra en un modelo de crecimiento del gasto y de la necesidad de endeudarnos

Hay que recordar que hasta junio del 2022 el BCE nos compraba la deuda nueva a 0 % de interés y que solo teníamos que financiar la deuda que vencía y así y todo se nos dispararon los gastos financieros.

En 2023 hemos emitido deuda nueva por casi 72.000 millones de euros y hemos tenido que renovar 185.000 millones y todo a tipos de interés que han hecho subir el tipo medio que paga toda la deuda española de 1,735 % de interés a 2,085 %, lo que equivale a que nuestra deuda en circulación nos va a costar 5.000 millones más de intereses, a los que hay que añadir, la nueva deuda y la que vence.

Luego es completamente imposible que nuestra deuda en la Contabilidad Nacional en el mes de febrero sea un 15,7 % inferior a la del año pasado.

O Montero tiene problemas de memoria o nos miente.

Comentarios
tracking