Fundado en 1910

20 de abril de 2024

Alumnos con uniforme escuchan a su profesora

Alumnos con uniforme escuchan a su profesoraAFP

Francia comienza a implantar el uniforme en las escuelas públicas para reforzar la autoridad

Con este experimento, el presidente Macron pretende generalizarlo al resto de centros para 2026

Francia empezó a experimentar este lunes el uso del uniforme en algunas escuelas públicas, una polémica promesa del presidente Emmanuel Macron para reforzar la autoridad en el colegio y que, si funciona, quiere generalizar en 2026.
Algunos ven la medida controvertida, ya que creen que se ha llevado a cabo para combatir el separatismo islámico. El país ya había prohibido el uso del velo en la escuela pública, pero con este nuevo paso pretende que todos los alumnos utilicen la misma vestimenta y no se lleven a las aulas atuendos que tengan que ver con la religión islámica.
Cuatro escuelas de la ciudad de Béziers, en el sur de Francia, fueron las primeras en obligar a sus alumnos a portar uniforme, una vestimenta que nunca fue obligatoria en el país más allá de algunos territorios de ultramar.
«A veces me decían: 'Oh, que fea vas, no vistes igual'. Me dolía un poco. Al menos tendremos la misma falda, el mismo polo, las mismas americanas y demás», dice Alexia, alumna de la escuela de educación primaria La Chevalière.
Más de 700 escolares recogieron días atrás sus nuevos «kits de ropa»: una americana oscura con un logotipo escolar personalizado, un jersey, dos polos blancos, pantalones largos y un bermudas, y una falda para las niñas.
La ciudad de Béziers, que pedía introducir el uniforme escolar desde 2014, y el Estado financiaron los 200 euros que cuestan esta vestimenta por alumno. «La escuela necesita símbolos fuertes y el uniforme forma parte de estos», declaró el alcalde, Robert Ménard, un exallegado de los líderes ultraderechistas franceses Marine Le Pen y Éric Zemmour.
La ministra de Educación Nacional, Nicole Belloubet, indicó este lunes que 92 centros en Francia se presentaron voluntarios para experimentar el «atuendo único», por debajo de los 100 que se fijó el gobierno. «Queremos comprobar si, sí o no, llevar el atuendo puede generar serenidad en el aula y apaciguar el ambiente escolar. Sabemos que se aprende bien cuando el ambiente es tranquilo», agregó Belloubet.
Los sindicatos se muestran en cambio reservados sobre la eficacia de una medida que a su juicio no permitirá resolver «las dificultades y los fracasos escolares» y cuyo costo podría invertirse en proyectos pedagógicos.
Comentarios
tracking