01 de diciembre de 2022

Pollo Carvajal

Hugo Carvajal, exjefe militar de los Servicios de Inteligencia de VenezuelaEFE

Audiencia Nacional 

El Gobierno rechazó la información de El Pollo sobre la financiación ilegal de sus socios de Podemos

El exjefe militar de la contrainteligencia chavista asegura que desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez solo se han dedicado a cometer irregularidades en su proceso de extradición

El Gobierno de España rechazó la información que Hugo Armando ‘El Pollo’ Carvajal, exjefe militar de los Servicios de Inteligencia de Venezuela, se ofreció a entregarle sobre la presunta trama de financiación ilegal de sus socios de Podemos orquestada por el régimen chavista de Venezuela. Desde su llegada a nuestro país, en el año 2019, prófugo de la Justicia estadounidense –que lo reclama para juzgarle por varios delitos de blanqueo de capitales y narcotráfico, acusado de querer «inundar» los EE.UU. de cocaína– El Pollo asegura que se «plantearon múltiples oportunidades» para que desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez contactasen con él o con sus abogados, algo que nunca ocurrió. Así lo ha contado en el transcurso de su declaración voluntaria del pasado 20 de septiembre ante el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón.
Según el testimonio del exmilitar venezolano ante el juez, desvelado por El Debate, tan sólo en una ocasión habría mantenido un encuentro con varios funcionarios que se limitaron a preguntarle por la situación política de Venezuela, que era de sobra conocida por todo el mundo.
Fuentes próximas a El Pollo han apuntado cómo su intención en nuestro país ha sido desde un primer momento colaborar con la documentación de la que dispone para esclarecer las operaciones supuestamente irregulares de diferentes entidades, empresas, organizaciones y grupos violentos con PDVSA, la petrolera estatal venezolana, para obtener financiación opaca que, con posterioridad, trataban de blanquear en España. La embajada de Venezuela en Madrid habría sido una de las «tapaderas» empleadas para la entrada de divisas, vía pago de comisiones.
El Pollo ha explicado, a lo largo de su más reciente comparecencia judicial, cómo la sede diplomática venezolana organizó varias exposiciones en nuestro país, auspiciadas por el Banco de Comercio Exterior de Venezuela (Bancoex) –cuyo presidente era Ramón Gordils, a su vez viceministro de Cooperación Económica del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores– y sobre el que el régimen chavista mantiene «participación accionaria mayoritaria y decisoria en el capital social». Dichas actividades habrían servido para que varias empresas, algunas de ellas propuestas por Podemos, facturasen diferentes servicios de publicidad, que en realidad no prestaban, para beneficiarse de las comisiones de los sobreprecios que posteriormente compartirían con la formación cofundada por Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero.
En relación a este último, el exmilitar señaló explícitamente ante el juez García-Castellón cómo Monedero viajaba con frecuencia a territorio venezolano para visitar PDVSA y recibir pagos en efectivo por importes que oscilaban entre 100.000 y 200.000 dólares en cada entrega, empaquetados en billetes de 100 dólares. Una práctica habitual que El Pollo trató, sin éxito, de poner en conocimiento de las autoridades españolas que desoyeron su ofrecimiento.

Los pagos de PDVSA a Monedero

Juan Carlos Monedero era, según El Pollo, uno de los miembros de Podemos que habitualmente recogía «las entregas» de supuestos pagos del régimen chavista a la formación morada, a través de la petrolera estatal PDVSA, «empaquetadas en billetes de 100 dólares».
«Por el tamaño de los paquetes, hablamos de entre 100.000 y 200.000 dólares en cada retirada», declaró ante el titular del Juzgado de Instrucción Central número 6 de Audiencia Nacional, el pasado día 20. «Cada vez que viajaban a Venezuela pasaban por PDVSA a recoger su dinero», relató Carvajal, quien instó al juez a citar a uno de sus informantes, jefe de seguridad dentro de la petrolera y testigo directo de las visitas de Monedero a la petrolera estatal venezolana, para corroborar su información.
Fuentes próximas a El Pollo han apuntado a El Debate cómo este relató que Monedero se habría beneficiado de la trama diseñada, presuntamente, a través de terceros interpuestos. Estos eran los encargados de emitir los documentos de cobro a la petrolera PDVSA mientras el cofundador de Podemos «simplemente tomaba el dinero». Juan Carlos Monedero viajaba a menudo para retirar las remesas de divisas en efectivo y, según Carvajal, lo hacía de la mano de William Amaro, hombre de confianza y asistente personal de Nicolás Maduro.

El Gobierno, último responsable de la extradición

El Pollo Carvajal ha cargado duramente contra el Gobierno que es, en último término, el responsable directo de su extradición, por maniobrar en su proceso. No en vano, el Ministerio del Interior, dirigido por el exjuez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, tendrá que pronunciarse sobre la solicitud de asilo y protección internacional que el exmilitar chavista ha presentado con la intención de dilatar en el tiempo su entrega a EE.UU.
Mientras tanto, El Pollo permanece en prisión provisional en la madrileña cárcel de Estremera, a la espera de que la Justicia española se pronuncie sobre los recursos planteados por su defensa en el Tribunal Supremo, y ante la propia Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, para suspender la orden de extradición a Estados Unidos que pesa sobre él por delitos de narcoterrorismo. El tribunal ha dejado en suspenso la entrega hasta que se resuelvan tanto la petición de asilo como el recurso de desestimación.
El proceso de entrega fue acordado, en 2019, por sentencia dictada por el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y ratificado en marzo de 2020 por el Consejo de Ministros. Sin embargo, hasta la fecha ha resultado imposible ejecutarlo dado que El Pollo se fugó y ha estado en paradero desconocido, oculto en nuestro país, hasta su detención el pasado 9 de septiembre en una vivienda de un céntrico barrio de Madrid.
Además, y a la luz de la documentación entregada en las últimas horas en el Juzgado de Instrucción Central número 6, el juez García-Castellón tendrá que pronunciarse sobre la petición especial de testigo protegido, cursada por Carvajal para él y su familia. 
Comentarios
tracking