22 de mayo de 2022

Manifestacion provida aborto

Paula Argüelles

Las asociaciones provida responden al Gobierno: «Quieren criminalizar a quien planta cara»

Asociaciones, como +Vida, Rescatadores Juan Pablo II o el Foro Español de la Familia critican el cambio que promueve el Gobierno para castigar con prisión los rezos y vigilias junto a los centros abortistas

«Estamos ahí para salvar bebés, no para discutir; y sabemos que la verdad está de nuestro lado», afirma Marta Velarde, presidenta de Más Futuro-Rescatadores Juan Pablo II. Estos rescatadores son conscientes de que van a por ellos, aunque su función es ofrecer ayuda a las mujeres que lo necesitan. 
Álvaro Ortega, presidente de la Fundación +Vida, defiende que ninguna mujer quiere abortar de manera deliberada, sino conducida por una serie de circunstancias personales, económicas o sociales. «Se encuentra en una situación de vulnerabilidad y lo que necesita es una mano amiga», afirma. 
Lo que el Gobierno debería preguntarse, continúa Ortega, es por qué hay tantas mujeres que aceptan esa ayuda en las puertas de los centros abortistas. «Deberían plantear un programa de ayudas para estas mujeres, que de verdad lo necesitan. Es escandaloso que dediquen cientos de millones de euros al aborto, mientras que según el estudio de RedMadre, lo que se dedica a ayudar a las madres no llega a los cuatro millones». 
Varias activistas provida en septiembre en el Congreso

Varias activistas provida en septiembre en el CongresoEP

El apoyo del barrio

La situación en los alrededores de los abortorios es cada vez más tensa, pero según cuenta Velarde, cuentan con el apoyo del barrio. «Nos pasan información, nos pasan fotos de féretros que salen, mujeres que se desangran en la puerta…», explica. 
«Quieren quitarnos de ahí porque les molestamos. Da igual que seamos amables o que salvemos vidas –continúa la presidenta de los rescatadores–. Hemos tenido agresiones por parte de los abortorios: nos han tirado sangre y placenta, e incluso piedras desde los pisos superiores». 
A Ignacio García Juliá, presidente del Foro Español de la Familia, ya le parecía mal que en un principio se contemplasen estas medidas en contra de la libertad de reunión y expresión. «Esta manifestación que para ellos no ha existido, en realidad, ha hecho mella, y esta ha sido la reacción de cabreo», afirma. Sin embargo, la solución pasará por forzar para que se presente un recurso de inconstitucionalidad. 
Alicia Latorre, presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, denuncia que es una respuesta contra aquellas personas que cuentan las realidad sobre lo que es el aborto. «Es, en el fondo, reconocer que la cultura de la vida es fuerte. Como no hay argumentos para rebatirla, utilizan la fuerza, la intimidación, las amenazas, la criminalización contra quienes les plantan cara comprometidos con toda vida humana».  
Las asociaciones provida, concluye Latorre, no dejarán de mostrar la verdad, de ayudar, de escuchar y acompañar a las madres. «Así llevamos haciéndolo décadas y seguiremos, si Dios quiere, mientras sea necesario». 
Comentarios
tracking