09 de agosto de 2022

Vehículo y autobús de la EMT circulando por La Castellana

Vehículo y autobús de la EMT circulando por La CastellanaManuel Manahén García

Cumbre de la OTAN  Baja un 30 % el tráfico en Madrid y EMT alcanza máximo de usuarios desde 2019

Esta bajada y subida de la movilidad permite que la ciudad en estos momentos esté funcionando y la cumbre de la OTAN se haya desarrollado sin incidentes

La cumbre de la OTAN ha traído diferentes cambios en la capital, el último de ellos lo ha anunciado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida: el tráfico de la M-30 ha disminuido un 30 % respecto a un día normal. Por su parte, los autobuses de la EMT han registrado máximo de usuarios desde 2019.
«La ciudad de Madrid, y sobre todo los madrileños, están respondiendo de forma admirable al reto logístico que supone la cumbre de la OTAN. Hay una serie de datos que así lo indican y lo avalan», ha apuntado el alcalde. Almeida ha detallado que la disminución del tráfico indica que «los madrileños están asumiendo el teletrabajo y minimizando los desplazamientos».
Cruce entre la calle José Abascal y el Paseo de la Castellana

Cruce entre la calle José Abascal y el Paseo de la CastellanaManuel Manahén García

En una nota emitida por el Ayuntamiento, se ha indicado, en concreto, que la reducción del tráfico respecto a un día normal ha sido del 30,5 % en el interior de la M-30, mientras que en la periferia ha sido del 29 %; por su parte en la propia autovía urbana se ha reducido un 18,5 %. Si se comparan estas cifras con los de la semana pasada, ayer el tráfico bajó un 13,1 % en la M-30, un 20% en el interior de la M-30 y un 17,4% en el exterior.
El Consistorio ha indicado que «no se han producido incidencias ni atascos y ha desaparecido la hora punta». Además, tampoco ha habido «complicaciones de movilidad», siendo la zona más afectada la entrada hacia el Nudo Norte desde la M-607 para acceder a la M-11, debido a cortes puntuales.
Autobús de la EMT en la estación de Atocha

Autobús de la EMT en la estación de AtochaEFE

Las calles transversales del Paseo de la Castellana permanecieron abiertas la mayor parte de la mañana de ayer y no se han generado problemas, mientras que el Paseo de Eduardo Dato y la calle Raimundo Fernández Villaverde han contado con tráfico fluido pese a las restricciones momentáneas.
Esta bajada y subida de la movilidad «permite que la ciudad en estos momentos esté funcionando y se desarrolle sin incidentes la cumbre de la OTAN, a la par que la capital transmite una imagen ejemplar desde el punto de vista del reto logístico que supone esta cumbre», ha subrayado Martínez-Almeida.
El regidor aprovechó para recordar que «todavía quedan horas difíciles y complicadas» debido a la vuelta de las delegaciones desde Ifema, y por la cena que tuvo lugar en el Museo del Prado.

Temas

Comentarios
tracking