04 de diciembre de 2022

Feijóo ha conseguido invertir la tendencia incluso en el CIS

Feijóo ha conseguido invertir la tendencia incluso en el CISPaula Andrade

El PP cierra el curso político en alza y el PSOE se rearma para la batalla de 2023

Los populares disfrutan de su buen momento en los sondeos, mientras que el PSOE se refuerza a nivel interno y trata de evitar que la economía frustre sus opciones de cara al próximo ciclo electoral

El curso político llega a su fin en España y los grandes partidos se preparan para seguir dando la batalla a la vuelta de las vacaciones, con la vista puesta en los comicios municipales y autonómicos de 2023, antesala de las próximas elecciones generales. La tendencia que apuntan las encuestas es clara: el PP de Alberto Núñez Feijóo encadena varios meses al alza y se consolida en primera posición tras la victoria por mayoría absoluta de Moreno en Andalucía.
La risa va por barrios, y Ferraz es ahora la otra cara de la moneda. Los socialistas, hundidos en los sondeos, tratan de recomponerse de la derrota en su feudo tradicional y buscan establecer un dique de contención para evitar que el empeoramiento de la situación económica no acabe prematuramente con sus posibilidades de conservar La Moncloa el próximo año.
La foto fija que ofrecen las encuestas apunta a que el PP habría alcanzado el 30 % de intención de voto y superaría por seis puntos porcentuales al PSOE, al que otorgan un 24,1 % de los sufragios. La prueba más evidente del movimiento de placas tectónicas que se está produciendo en la política española es que incluso el barómetro del CIS, que en anteriores comicios ha tendido a sobreestimar el respaldo de los partidos de izquierda, dio por primera vez desde 2018 la victoria a la formación conservadora en su sondeo de intención de voto.

Las claves del ascenso del PP

Los expertos consultados por El Debate apuntan al cambio en la presidencia del Partido Popular como el punto de inflexión de este cambio de tendencia en el plano demoscópico, y a la contundente victoria de Juanma Moreno en las elecciones andaluzas como principal motivo de la ampliación de la brecha con el PSOE en los sondeos.
Así, el director de análisis de Target Point, José Miguel Silva, señala que «el PP está captando ahora mismo apoyos tanto por su derecha como por su izquierda». Su crecimiento provendría de la adhesión de electores de centroizquierda, «desencantados con el Gobierno o la situación económica», de antiguos votantes que habían pasado a apoyar a Vox y de buena parte de los abstencionistas.
Pese a ello, el director de Electomanía, Miguel Díaz, duda de que los populares puedan mantener esta tendencia durante mucho tiempo. «Núñez Feijóo está mostrando un perfil bajo, intentando no asustar a los electores diferenciándose de la batalla cultural que da Ayuso en Madrid o que Casado intentó abanderar en su día. El problema que puede tener es que, conforme se acerquen las elecciones, se va a tener que mojar más, y si necesita apoyarse en Vox en mayo de 2023 para gobernar capitales y comunidades, se verá en una situación complicada».
«Todavía es pronto para saber por dónde va a ir Núñez Feijóo. Cuenta con un déficit, que es el hecho de que no tener apenas enfrentamientos directos con Sánchez, excepto en el Senado, donde no se puede lucir tanto. Habrá que esperar a septiembre para ver la línea que marca», apostilla Silva.

Sánchez activa la maquinaria electoral

Por su parte, los socialistas encadenan varios meses de caída en las encuestas, perdiendo entre dos y tres puntos porcentuales de apoyo desde marzo. El director de análisis de Target Point cree que «el punto débil del Gobierno es la economía, como ya lo fue la época de Rodríguez Zapatero. Los datos macroeconómicos son malos, sigue habiendo mucho desempleo y la inflación es la más alta de las tres últimas décadas. Todo eso se palpa en la calle», recalca el director de análisis de Target Point.
Tampoco ayudan las tres derrotas que encadena el PSOE en las últimas elecciones autonómicas, que en el caso de Madrid y Andalucía han permitido disparar el apoyo a nivel nacional del Partido Popular. De los seis comicios celebrados en España desde las elecciones generales del 20N, el PSOE solo ha logrado imponerse en Cataluña, aunque el efecto de su victoria quedó rápidamente opacado por el rotundo triunfo de Díaz Ayuso en mayo del año pasado.
A juicio de Miguel Díaz (Electomanía), la renovación de la Ejecutiva socialista no solo está motivada por los malos resultados en Andalucía, sino que también busca poner en marcha la maquinaria electoral del partido de cara al ciclo que se abre en los próximos meses. «Sánchez va a renovar su equipo para empezar a planear la campaña y nombrar a sus candidatos. Se está rearmando para iniciar una nueva línea política en otoño».
Las espadas están en todo lo alto en las dos formaciones hegemónicas del antiguo bipartidismo, a la espera de la llegada de unos meses que resultarán decisivos para su futuro. Aun así, no hay que olvidar que el tiempo pasa muy rápido en política. La mejor muestra es que el PP de Pablo Casado aventajaba en julio de 2021 por más de tres puntos al PSOE y hace meses que dejó de ser el líder de su partido.
Comentarios
tracking