08 de febrero de 2023

Model Naomi Campbell wears Schiapparelli collection during Paris Fashion Week

Un desfile con vestidos protagonizados por cabezas de leones y otras fieras en tamaño casi naturalGTRES

Moda

Alta Costura: o todo o nada

Los vestidos con cabeza de león de Schiaparelli, antítesis del minimalismo de Dior

Paseaba ayer Tatiana Santo Domingo con una amiga por las afueras de París comiendo sushi en un banco mientras su cuñada, Beatrice Borromeo, protagonizaba como invitada el desfile de Dior a la misma hora. Distinta suerte para la nuera con más posibles de Carolina de Mónaco. Y es que todo no se compra con dinero. El comienzo de la Alta Costura parisina ha dado escenas contrastadas de minimalismo y el surrealismo.
Lo políticamente incorrecto apareció con el último desfile de la casa fundada por la aristócrata italiana Elsa Schiaparelli, que mostró ayer en el Petit Palais un desfile con vestidos protagonizados por cabezas de leones y otras fieras en tamaño casi natural. Creativo desde luego, aunque no muy ponible. Como todo lo que hacía la Schiaparelli. Buen homenaje del norteamericano Daniel Roseberry al esplendor de la creadora romana, inspirándose en la literatura italiana y El Infierno de Dante con sus fieras.
Joyas en forma de ojo y estrella, bolsos cual ánforas o bustos humanos y un desfile de invitadas deluxe coronado por Marisa Berenson (nieta de la Schiaparelli) acompañada de Chiara Ferragni, Anna Dello Russo, Farida Khelfa o Kylie Jenner. Los bustiers de marquetería y los corsets inspirados en las botellas del perfume de la famosa Elsa se movían acompasados junto a la impresionante y eternamente mejorada Naomi Campbell con un cuello de abrigo en forma de cabeza de lobo.

Unas horas después, en el Museo Rodin, comenzó el que hasta ahora ha sido el mejor desfile de Dior desde que llegó a la casa Maria Grazia Chiuri como creativa. De nuevo aparecieron, diorizadas eso sí, Marisa Berenson y Anna Dello Russo, que ya que viajaron a París mataron dos pájaros de un tiro. Carla Bruni, Karlie Kloss y Chiara Ferragni acompañaron en la primera fila a la estelar Beatrice Borromeo, la mujer más elegante del momento y la rubia con más cara de morena que jamás se haya visto.
Inspirados en algo tan políticamente correcto como las necesidades y el estilo de las primeras artistas afroamericanas o francesas de origen africano, como Nina Simone o Josephine Baker, utilizando prendas ligeras con paillettes, flecos tipo charlestón y trajes de chaqueta negros inspirados en los que llevó en su día Tippi Hedren en Los Pájaros. Catherine Deneuve, Elizabeth Debicki (Diana en The Crown), Isabelle Adjani o Jeanne Damas apoyaron a una de las marcas más francesas de la escena en una presentación de prendas apetecibles y comerciales.

Comentarios
tracking