04 de diciembre de 2021

Mujer embarazada

Mujer embarazadaUnsplash

Día Mundial de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Red Madre recuerda que el embarazo es con frecuencia un motivo de violencia contra la mujer

El 5,41 % de las mujeres embarazadas que recurrieron al apoyo de Red Madre en 2020 manifestaron sufrir maltrato físico o psicológico con motivo de su embarazo
Con motivo del Día Mundial de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Fundación REDMADRE recuerda la necesidad de visibilizar que el embarazo es con frecuencia causa de violencia hacia la mujer. De las mujeres embarazadas con dificultades que recurrieron al apoyo de Red Madre en 2020, el 5,41 % manifestaron sufrir maltrato físico o psicológico con motivo de su embarazo. 
María Torrego, presidenta de la fundación ha señalado: «En REDMADRE llevamos muchos años trabajando por hacer visible la violencia que sufre la mujer por estar embarazada. En necesario concienciar a la sociedad sobre este problema y que las Administraciones públicas elaboren políticas preventivas en favor de las mujeres embarazadas maltratadas. Es un maltrato con una características especial pues en él hay dos víctimas: la mujer y el hijo que espera».
La última edición del Mapa de la Maternidad, que elabora anualmente Fundación Red Madre, muestra que las estadísticas oficiales no recogen si las mujeres víctimas de violencia eran madres o estaban embarazadas. La única fuente de datos oficiales que recoge de forma indirecta un dato relacionado con la variable maternidad es la estadística de Víctimas Mortales por Violencia de Genero, a través de la cifra de menores huérfanos por la muerte de sus madres. Conforme a tal estadística, una parte importante de las mujeres que afrontan este tipo de violencia, en su manifestación más extrema, eran madres, pero se desconoce cuántas estaban embarazadas en ese momento. Resulta necesario que las estadísticas públicas incorporen esta información para visibilizar este fenómeno, concienciar a la opinión pública y poder luchar contra esta forma de violencia contra la mujer.
Además de la violencia por parte de la pareja, la mujer embarazada puede sufrir otros tipos de violencia o amenazas procedentes de su entorno laboral, familiar o social. Todas ellas pueden ocasionar consecuencias psicofísicas graves e irreversibles, como la de sufrir un aborto involuntario.
Por ello, Amaya Azcona, directora general de Red Madre afirma: «Una vez más, desde REDMADRE pedimos hacer visible esta situación a través de la incorporación de la variable ‘embarazo’ en las estadísticas oficiales, especialmente en las de violencia contra la mujer, para que así, con datos tangibles, se puedan crear medidas de prevención y protección para la mujer embarazada».
tracking