08 de febrero de 2023

Paloma lladó y Belén Mayoral ayudan a los Reyes magos de Oriente en su ingente labor navideña

Paloma Lladó y Belén Mayoral ayudan a los Reyes magos de Oriente en su ingente labor navideñaEvelio Jiménez

Los Reyes Magos de Verdad: «Las miradas de niños y ancianos nos hacen esforzarnos más cada año»

El pasado año estos ayudantes de Melchor, Gaspar y Baltasar llevaron 14.463 regalos en 276 centros repartidos por 14 comunidades autónomas

Al Lejano Oriente han llegado ya muchas cartas de niños que encontrarán el próximo 6 de enero sus regalos bajo el árbol. Pero hay muchos pequeños en el mundo y en una sola noche, sus Majestades los Magos de Oriente no dan abasto para aparcar sus camellos y dejarles lo que han pedido a muchos niños o personas mayores que quizá no viven con sus padres, sino en centros de acogida o residencias de mayores.
Aquí entra en acción Reyes Magos de Verdad, una asociación que ayuda a Melchor, Gaspar y Baltasar en su labor de reparto y Belén Mayoral y Paloma Lladó, dos de sus reinas magas, abordan con El Debate desde el local que los Jesuitas de la calle Serrano les han cedido, cómo surgió la iniciativa, cómo se organizan y dejan alguna anécdota que ya vivirá para siempre en sus corazones.
–¿Qué es Reyes Magos de Verdad? ¿A qué os dedicáis en la asociación? ¿Y a quién va dirigida?
–Belén Mayoral: La respuesta es fácil, y es porque habrá muchos niños y ancianos que no tendrán regalos estas Navidades... Por eso, en Reyes Magos de Verdad queremos ayudar a Sus Majestades para hacer llegar a cada niño y a cada anciano, un regalo en Reyes...
–Paloma Lladó: y no cualquier regalo, sino su regalo, el que ellos hayan pedido con toda su ilusión cuando han escrito la carta a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.
–¿Y Reyes Magos, cuántos sois, solo tres?
–B.M.: Los Reyes Magos son tres, por supuesto. Nosotros somos un grupo de unas 60 personas a las que nos une la magia de ayudarles con este proyecto. Personas con vidas normales, trabajo (o no), niños, familia, obligaciones, etc. Personas normalísimas. Dedicamos de tres a cuatro meses al año (intensivos) a este proyecto, sacando tiempo de donde podemos, de pasar tiempo con nuestras familias y amigos porque creemos en esto y porque sabemos que merece la pena todo el esfuerzo.
Ver las miradas y sonrisas de niños y ancianos llenas de ilusión y agradecimiento nos hace esforzarnos más cada año. Ver que les tocas el corazón hace que nos olvidemos de todo el cansancio y horas sin dormir.
..

Evelio Jiménez

–¿Dónde estáis? ¿Cómo se puede escribir una carta a los reyes para que los ayuden?
–P.LL.: No tenemos oficinas, trabajamos cada uno desde nuestras casas. Empezamos en dos centros de acogida en Madrid, pero a día de hoy estamos en toda España incluido Canarias. Además, colaboramos con algunos centros de Portugal.
–B.M.: Por el lado de los centros, la aventura empieza antes de verano, que es cuando contactan con la asociación, cuando alguien nos habla de un centro que conoce y que no tienen regalos, para pedir participar en la campaña siguiente. Después de esta solicitud, nos desplazamos a conocer personalmente a quien nos escribe, y cómo es el asilo, centro de acogida, o parroquia que nos pide apoyo. Confirmamos que sea un proyecto veraz y con necesidades verdaderas, para que todas las personas que confían en nosotros puedan seguir haciéndolo.

En el momento que se entra en contacto con personas de verdad, con cara y ojos, es imposible permanecer indiferenteBelén Mayoral

–¿Cómo empezó todo?
–P.LL.: Yo era voluntaria de las Misioneras de la Caridad, donde servía con enfermos terminales, niños de familias necesitadas y ancianos sin hogar. Una amiga de Barcelona, que daba clases de apoyo en un poblado, me contó que los niños a los que daba clase, unos siete, escribían su carta, y su madre hacía de conexión con amigas Reinas Magas. Pensé que sería bonito hacer lo mismo en Madrid, y escribí un email a las voluntarias que servíamos con las Misioneras, y en el último segundo incluí el grupo de mi familia.
Cuando llegué a la oficina la mañana siguiente ¡150 personas me habían escrito diciendo que querían colaborar! Me pareció una locura, e incapaz de hacerlo sola, en seguida les pregunté a todas quién quería ayudarme a coordinar y hacer realidad la iniciativa, que me sobrepasaba. Ahí se apuntó Belén, su tía, mi hermana… Ya montado el grupo de 10 que nos configuraría, me puse a buscar más centros que necesitasen ayuda para los Reyes Magos. Ese año regalamos 150 en dos centros de Madrid, el siguiente 550 ya saliendo a otras provincias desde Madrid, 750, 1.000… ¡y el año pasado, 14.463 regalos en 276 centros repartidos en 14 comunidades autónomas!

Una se pone a tiro, y los Reyes Magos hacen el resto. Pero hay que ponerse a tiro, claroPaloma Lladó

–¿Cómo tomasteis conciencia del problema?
–B.M.: En el momento que se entra en contacto con personas de verdad, con cara y ojos, es imposible permanecer indiferente. Y en especial si son personas vulnerables, como niños o ancianos.
–¿Y qué os hizo dar el paso?
–B.M.: Saber que somos inmensamente afortunadas, porque tenemos la capacidad de ayudar. Una se pone a tiro, y los Reyes Magos hacen el resto. Pero hay que ponerse a tiro, claro.
–P.L.: Además, ver las reacciones naturales de los niños al recibir el regalo que querían, que habían pedido. Niños que quizás han sido abandonados por sus padres, o que sus padres están en la cárcel, o hasta que han sido maltratados por ellos. Muchas veces son adolescentes que ya van de vuelta de todo. Pero alguien le ha leído, le ha escuchado y le ha parecido importante gastar su tiempo en ir a buscar lo que él necesita y pedía. Los mayores suelen ser los que están más solos, los que su familia no va a visitar y por eso no tendrán ningún regalo en Navidad. Saber que hay alguien que piensa en ellos, que les lee y les compra lo que quieren ¡les da conversación para un montón de rato!
...

Evelio Jiménez

Es realmente emocionante poder ver sus caras, poder ser parte de este proyecto.
–Y en este mundo cada vez más indiferente ante los problemas, ¿ qué os mueve a hacer esto?
–B.M.: Esta pregunta es muy curiosa, porque dentro de las personas que colaboramos hay todo tipo de gente. A los que no creen, lo que les mueve es trabajar por un mundo mejor. Para las que tenemos fe, sin duda trabajamos por un mundo mejor, pero nos mueve ver trabajar a los Reyes Magos de Verdad, al Espíritu Santo a todo lo que da. Saberse instrumento, porque como dice Madre Teresa, Dios quiere amar al mundo hoy a través de ti y de mi.
–P.LL.: También es importante para nosotras mantener la verdadera tradición de los Reyes Magos, que no se vea ofuscada por «competencia desleal». Que los Reyes Magos, y el Niño de Belén a quien llevaron sus regalos, sean tema de conversación en sus casas esta Navidad.
–Tendréis ya muchas anécdotas…
–B.M.: Necesitaría una eternidad para contar todos los milagros que vemos cada año. Son «casualidades» pequeñas, pero es que Dios hace casualidades cuando quiere que sus milagros pasen desapercibidos.
Personalmente, tengo varias anécdotas favoritas. Una se llama Sara, que es una carta de una madre soltera de 18 años, que pedía ayuda para su bebé, que nacía en 1 mes (6 de enero). Esa carta cayó en manos de una madre soltera con un bebé de 6 meses de un pueblo de Extremadura, que me llamó para pedir más datos para poder ir enviando toda la ropa, carritos, cunas... que su niño dejaba de usar, y que le proveía una tía generosa. Así lo hicimos y aún hoy, 5 años después, se siguen enviando la ropa de Extremadura a Cádiz.
...

Evelio Jiménez

–P.LL.: Recuerdo una señora con un alzhéimer bastante avanzado que alguien había escrito la carta por ella. Cuando la hermanita del asilo le puso en su regazo el bebé que habían pedido para ella, su cara era un poema. Cuando la hermanita le dio el biberón de plástico, esta señora que no hablaba y en general tenía la mirada perdida, empezó a darle el biberón al bebé, se echó a llorar, un llanto abundante, silencioso y gozoso… y todos los que estábamos alrededor también, ¡claro! Lo que pasó por su mente al tener ese bebé en sus brazos no lo sabremos nunca.
–¿Hay alguna manera de ayudaros para estas navidades?
–B.M.: ¡Lo primero rezando! Porque somos muchas personas normales, con vidas normales las que hacemos esto. Y sin duda el proyecto nos sobrepasa, pero sabemos que contamos con la fuerza extraordinaria de los que nos apoyan y de los Reyes Magos de Verdad para que todo llegue a buen puerto.
Si además, alguien quiere hacer un regalo, se puede inscribir en nuestra web, donde escoger su provincia para entregar vuestro regalo, o si no tenemos ningún centro ahí, puede enviárnoslo que lo haremos llegar a otra provincia o donde haga falta.
Comentarios
tracking