07 de diciembre de 2022

Autobús Kiev Ucrania

Una mujer ucraniana mira a cámara desde un autobús de KievAFP

275 días de guerra en Ucrania

Rusia vuelve a disparar sus misiles contra los hospitales ucranianos, su nuevo objetivo militar

La Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas cifra en más de 15.000 los desaparecidos en Ucrania desde el inicio de la guerra

Además de la infraestructura eléctrica, la red hospitalaria ucraniana se ha convertido en un objetivo militar prioritario de las fuerzas rusas de ocupación.
Desde hace varios días las bombas rusas han destruido varios hospitales, lo que constituye un crimen de guerra.
El pasado 23 de noviembre, un bombardeo ruso destruía una maternidad en la pequeña ciudad de Vilniansky, en la región de Zaporiyia, y mataba a un recién nacido y dejaba heridos a su madre y al médico que atendía al parto.
En la noche del jueves al viernes, un nuevo ataque en la región de Zaporiyia ha causado graves daños en otro hospital.
El Kremlin, en una maniobra habitual de su propaganda, se ha desentendido de toda responsabilidad y afirmó, por medio de su portavoz, Dmitry Peskov, que los hospitales, escuelas y edificios residenciales dañados eran el resultado del impacto de proyectiles lanzados por baterías antiaéreas ucranianas.
«El enemigo volvió a atacar los suburbios de Zaporiyia. Esta vez los misiles impactaron cerca del hospital. Afortunadamente, las personas no resultaron heridas, no se puede decir lo mismo del edificio», informó el gobernador de la región, Oleksandr Starukh en un comunicado.
Por su parte, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, Hans Kluge, definió, durante una visita a varios hospitales ucranianos, de «clara violación del derecho internacional» los ataques contra hospitales de Ucrania.
Asimismo, extendió su condena a los ataques contra la red eléctrica ucraniana: «¿Cómo puede funcionar un hospital sin electricidad? ¿Cómo pueden funcionar las salas de maternidad sin incubadoras, sin almacenamiento de vacunas, sin frigoríficos?», planteó.
Precisamente, se ha hecho viral en las últimas horas el vídeo de una operación a corazón abierto realizado en un hospital de Kiev a un niño en medio de un apagón absoluto en la capital.
Para salvar la vida al niño, los cirujanos operaron igualmente al menor, a pesar de no haber electricidad, empleando las luces de sus teléfonos móviles para poder ver. La operación concluyó de forma exitosa y el niño sobrevivió.

Más de 15.000 desaparecidos

Por otro lado, según la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas, más de 15.000 personas han desaparecido en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.
Además, esas 15.000 personas desaparecidas sería una cifra conservadora, la cifra real sería muy superior si se suman a los 25.000 vecinos de Mariúpol que ha sido dados por muertos y que sus cuerpos habrían quedado sepultados bajo los escombros de los edificios destruidos en Mariúpol.
Las tropas rusas de ocupación han desescombrado gran parte de estos edificios en ruinas sin rescatar antes los cadáveres y han tirado los escombros, junto con los cuerpos, a vertederos y escombreras, por lo que resultará muy complicado determinar cuántas personas han muerto en el asedio a la ciudad.
Comentarios
tracking