Fundado en 1910

29 de febrero de 2024

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenski camina con el presidente estadounidense Joe Biden

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenski camina con el presidente estadounidense Joe BidenEFE

584 días de guerra en Ucrania

EE.UU. dará más medios de defensa aérea a Ucrania, pero no los misiles de largo alcance que pide Zelenski

Los misiles estadounidenses ATACMS tienen un alcance de unos 300 kilómetros, unos 50 más que los misiles franceses SCALP y los Storm Shadow ingleses, que ambos países ya han autorizado enviar a Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tiene previsto anunciar este jueves un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania durante su reunión con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, adelantó el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.
Ese paquete no incluirá, sin embargo, los misiles de largo alcance ATACMS, que Ucrania lleva reclamando con insistencia desde hace meses y que EE.UU. se ha negado a proporcionar por miedo a provocar una escalada bélica con Rusia.
Según indicó Sullivan durante una rueda de prensa, la nueva asistencia incluirá material militar destinado a reforzar «significativamente» la defensa aérea de Ucrania, así como municiones para el sistema de cohetes HIMARS.
El objetivo de la nueva ayuda, enfatizó Sullivan, es evitar ataques como los que perpetró en las últimas horas Rusia contra varias regiones ucranianas, que fueron bombardeadas con misiles de crucero provocando la pérdida de vidas y graves daños a las infraestructuras del país.
«Estas nuevas capacidades militares ayudarán a Ucrania a fortalecer sus defensas antes de lo que probablemente será un duro invierno, lleno de nuevos ataques rusos sobre infraestructuras fundamentales con el objetivo de privar a la gente inocente de necesidades como electricidad y calefacción», dijo el asesor de Biden.
Zelenski lleva pidiendo desde hace meses a Washington el envío de misiles ATACMS argumentando que serían particularmente efectivos para neutralizar los ataques aéreos de Rusia y mejorarían la posición de Kiev en su contraofensiva, iniciada hace poco más de tres meses y con la que no ha habido grandes avances.
Los ATACMS tienen un alcance de unos 300 kilómetros, unos 50 kilómetros más que los misiles franceses SCALP y los Storm Shadow ingleses, que ambos países ya han autorizado enviar a Ucrania.
Estados Unidos ya había enviado a Ucrania cohetes HIMARS, pero el alcance de estos ronda los 80 kilómetros.
La Casa Blanca ha mostrado cierta reticencia a enviar este tipo de armamento a Ucrania debido a su alcance, ya que los ATACMS podrían golpear a localidades rusas y desatar una respuesta de Moscú contra Washington.
Sin embargo, Biden avanzó en julio, tras la cumbre de la OTAN en Vilna, que iba a evaluar la posibilidad de autorizar el envío de los ATACMS, aunque ya entonces consideró que lo que más necesitaba el país era artillería.
Comentarios
tracking