25 de septiembre de 2022

Las operaciones policiales contra la venta de coches con el cuentakilómetros 'tocado' son habituales

Las operaciones policiales contra la venta de coches con el cuentakilómetros 'tocado' son habituales

Coche de segunda mano

Trucos de compraventa para que no te vendan un coche 'afeitado'

La venta de automóviles con menos kilómetros de los reales es un delito muy lucrativo que está perseguido con hasta cinco años de cárcel

Las operaciones de la policía contra redes de compraventa de automóviles que cambian los kilómetros reales del marcador para que parezcan más 'jóvenes' son casi diarias. Son los conocidos como coches 'afeitados', muy habituales entre los automóviles importados y difíciles de identificar.
Las marcas de coches mejoran constantemente las medidas de seguridad para que sea cada vez más difícil esta maniobra, pero la realidad es que hay mucho dinero en juego y el delito sigue saliendo rentable.

Diferencia de precio

De hecho periódicamente la Guardia Civil desmantela talleres clandestinos de afeitado. Hay que tener en cuenta que la diferencia de precio de un coche con muchos kilómetros o con pocos, puede superar lo 10.000 euros.
Era una práctica tan habitual que incluso la DGT tomó cartas en el asunto, incluyendo entre la información del automóvil al pasar la ITV el kilometraje, aunque se trata de una medida poco útil frente a las redes internacionales que trabajan con este tipo de automóviles.
Este tipo de dispositivos permiten restar kilómetros al conectarlo al puerto OBD del coche

Este tipo de dispositivos permiten restar kilómetros al conectarlo al puerto OBD del coche

El procedimiento físico para quitar kilómetros a un coche no es complicado. En la actualidad es siempre un problema de software. Tan pronto como logran superar las barreras de protección de un coche que ponen los fabricantes se trata de repetir la operación en cualquier modelo similar.
Para ello cuentan con un cable que se conecta al puerto OBD del coche y un ordenador que es el que manipula realmente el kilometraje. Date cuenta que cuando se quitan kilómetros a un coche no se le quitan 20.000 kilómetros, sino 200.000 kilómetros o más. Así, un coche de 260.000 kilómetros te lo pueden dejar en 60.000 kilómetros. Una perita.
Lo que no pueden evitar es que haya detalles que nos pueden hacer pensar que la unidad tiene muchos más kilómetros de los que marca, o por lo menos que su apariencia no coincide con su kilometraje real.

Informe DGT

Para empezar deberías pedir un informe a tráfico. Los hay de varios tipos, desde el reducido que es gratis hasta el completo que vale 8,67 euros. Ahí encontrarás información sobre embargos y posibles cargas del coche. Así como el origen, matriculación... Una información básica.
También incluye información sobre las ITV. Si el propietario ha actualizado el libro digital de mantenimiento tendrás la información completa del mantenimiento del coche, sinónimo de su buen estado.

Carrocería

Es sencillo observar a simple vista si hay cambios de tono o zonas mal pintadas. Esto indica que ha sufrido un golpe y lo han repintado en alguna parte. Verifica también que los encuentros entre distintas partes de la carrocería, por ejemplo el capó con las aletas, son simétricos en la ranura que queda, que no haya ninguna pieza de chapa descuadrada.
Desconfía de los coches con muestras de haber sido repintados o mal pintados

Desconfía de los coches con muestras de haber sido repintados o mal pintados

Comprueba también que los paragolpes no están descolgados o mal sujetos. Por último si un coche ha sido repintado es habitual que queden restos de la pintura nueva en alguna parte plástica, como en las gomas de las ventanillas o en los paragolpes.
Verifica también los neumáticos. No tendría sentido un coche con 20.000 kilómetros con los neumáticos muy gastados, ni siquiera con dos de ellos gastados. O de diferente marca, lo que indica que los han cambiado.

Interior

La presencia del interior es básica. Cualquier desgaste de tapicería o similar, salvo casos excepcionales, indica que el coche tiene más de 100.000 kilómetros. Ojo a los plásticos, que acusan mucho el paso del tiempo. Si los ves gastados o sin brillo, mala señal.
Del mismo modo el volante desgastado o el pomo del cambio indican lo mismo. Mucho cuidado a todos estos detalles. Por último los pedales, las gomas no pueden estar gastadas salvo más allá de los 100.000 kilómetros.
En conjunto es una sensación difícil de describir, pero que rápidamente nos indica que el coche tiene más kilómetros de los que nos dicen. Si lo parece, es que los tiene.

Prueba ITV voluntaria

Nuestro consejo particular es que lleves siempre el coche a pasar una ITV voluntaria. Allí detectarán problemas serios como los de gases, habituales en los coches afeitados. Además si el propietario tiene algo que esconder no le parecerá una buena idea pasar una ITV voluntaria.
Del mismo modo en la ITV llevan archivo del kilometraje de todos los coches que han pasado por allí. En todo lo referente a la mecánica te remitimos a esta prueba. Independientemente de que tú después le hagas un test de conducción para cerciorarte de que el coche se adapta a lo que quieres y no hace nada raro.
Comentarios
tracking