28 de junio de 2022

Vista de la zona afectada por el incendio forestal declarado en la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, que ha calcinado 30.800 hectáreas

Vista de la zona afectada por el incendio forestal declarado en la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, que ha calcinado 30.800 hectáreasEFE

Incendio Sierra de la Culebra

Luto tras 30.800 hectáreas quemadas: «Si existe el infierno, es esto»

Los vecinos anuncian movilizaciones mientras la zona gravita entre la indignación y la tristeza por lo sucedido y la esperanza de recuperarla a tiempo

Ya no se oye el crepitar de las llamas en la Sierra de la Culebra. Ahora solo queda tierra quemada. El incendio forestal de Zamora ha entrado en la lista de los peores fuegos acaecidos en España. Y los pensamientos de los habitantes de esta comarca gravitan entre la indignación y la tristeza por lo sucedido y la esperanza en poder recuperar lo antes posible la zona.
«Si existe el infierno es esto», resume gráficamente Pedro Lobato, de 42 años, ganadero de Serracín de Aliste, que cuenta a El Debate cómo se vivieron los momentos más angustiosos, cuando el fuego llegó a su pueblo: «Mi familia, los vecinos y yo tuvimos que abandonarlo con las llamas justo a la entrada. Fue muy estresante».
Vista de la zona afectada por el incendio forestal declarado en la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, que ha calcinado 30.800 hectáreas

Vista de la zona afectada por el incendio forestal declarado en la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, que ha calcinado 30.800 hectáreasEFE

Mientras se depuran responsabilidades y se investiga a conciencia qué falló para que ardieran 30.800 hectáreas, nuestro interlocutor destaca la solidaridad de los Ayuntamientos con todos los vecinos de la comarca: «Hay que agradecer que cuando nos evacuaron no nos faltó de nada». Las llamas habían obligado a evacuar a más de 1.200 personas de una veintena de localidades el pasado miércoles. Fueron trasladadas a pabellones deportivos hasta que pasó todo el peligro y pudieron volver a sus casas.

Mirando hacia delante

Antes de la tragedia en la Sierra de la Culebra, encabezaban el ranking de los peores incendios forestales en este siglo, el de Minas de Ríotinto, en Huelva, donde se carbonizaron 29.687 hectáreas en 2004, el de Cortes de Pallás, en Valencia, en 2012, con 28.879 quemadas y el de Navalacruz, en Ávila, con 22.037 hectáreas afectadas en 2021.

Tuvimos que abandonar el pueblo con el fuego ya a la entradaPedro Lobato, ganadero

El drama, como suele ocurrir, es ecológico y económico. «De la sierra no solo vivimos agricultores y ganaderos. También están las casas rurales, la recogida de setas, la miel...», recuerda Pedro, que espera que el Gobierno de Castilla y León se aplique de manera rápida y eficaz a la hora de hacerles llegar las ayudas prometidas. «De momento la Junta y la Diputación nos van a traer forraje».

No al olvido

Según pasan las horas, con el incendio estabilizado, los regueros de ceniza y el silencio son el mejor símbolo de lo que allí ha pasado. Con el transcurrir de las horas, los medios de comunicación allí establecidos recogerán y las televisiones dejarán de prestar cobertura, puesto que la actualidad no descansa.
Infografía: Incendio de la Sierra de la Culebra (Zamora)

Infografía: Incendio de la Sierra de la Culebra (Zamora)Kindelán

Y es ese precisamente el mayor miedo de los habitantes de la sierra, que una vez ya no sean noticia, la gente se olvide de ellos. «Suponemos que una vez que esto deje de salir en televisión, solo nos vamos a acordar de lo que ha pasado quienes seguimos aquí. Ahora se trata de coger todos el pico y la pala y trabajar unidos. Hay que recuperar la zona lo antes posible».

Petición de zona catastrófica

La Junta de Castilla y León, junto a la Diputación de Zamora y los municipios afectados, ha comenzado a evaluar los daños y perjuicios causados por el incendio forestal con el fin de solicitar al Gobierno de España la declaración de zona catastrófica.

La petición se realiza de acuerdo con la voluntad institucional manifestada por las diferentes administraciones públicas, tanto autonómica, provincial y local como nacional, con las primeras iniciativas de emergencia adoptadas.

​El reconocimiento como zona catastrófica puede suponer, entre otras medidas, la apertura de líneas de préstamo preferenciales subvencionadas por el ICO, medidas fiscales como la exención del IBI o la reducción del IAE.

La declaración puede contemplar incluso la compensación a las administraciones locales por su falta de ingresos, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

​Pese a ello, los zamoranos desean que se oiga su voz. Este martes, una manifestación ciudadana en la capital de la provincia, bajo el lema Todos somos la Sierra de la Culebra, exige responsabilidades, un operativo anti-incendios todo el año y ayudas urgentes.
Comentarios
tracking