07 de octubre de 2022

hacker

Estos son los métodos más utilizados por los ciberdelincuentes para robar los datos de tu tarjeta de crédito

Con el aumento de compras online también se han incrementado los ciberdelitos. Te contamos cuáles son los métodos más utilizados por los delincuentes para robarte

Las compras y trámites online se han multiplicado en los últimos años. Adquirimos una gran cantidad de productos y servicios a través de Internet. Evitamos colas, papeleos, aglomeraciones... Sin embargo, hemos de tener en cuenta que este tipo de transacciones también entrañan riesgos.
Al mismo ritmo que han aumentado las compras en la web también lo han hecho los ciberdelitos. A pesar de las mejoras en las tarjetas de crédito y en las medidas de seguridad que toman los bancos, en muchas ocasiones los delincuentes son capaces de sortear cualquier obstáculo y hacerse con datos sensibles con los que estafarnos.
Para ayudarnos a estar prevenidos, la compañía especializada en ciberseguridad ESET ha recopilado los 5 métodos más comunes para robarte la tarjeta de crédito.

Phishing

El phishing es un método delictivo en el que los criminales se hacen pasar por una empresa o entidad bancaria conocida con el objetivo de engañar al usuario y que este, voluntariamente, les proporcione sus datos bancarios o instale un archivo que no es otra cosa que un malware que se los proporcione.
Normalmente este método comienza con un simple SMS o correo electrónico, pero también puede llegar a través de mensajes de las redes sociales u otras vías.

Malware

Los malware o programas maliciosos son los conocidos como 'virus informáticos' mediante los cuales los delincuentes son capaces de robar información de los dispositivos de las víctimas y, en ocasiones, hasta datos bancarios. De hecho, algunos de ellos son tan preciosos que permiten registrar las pulsaciones del teclado cuando escribes las contraseñas.
Estos malware se instalan en el ordenador, móvil o tablet de la víctima sin que esta se dé cuenta, al clicar en anuncios o descargar archivos no seguros.

Skimming Digital

Esta técnica es una de las más indetectables para los usuarios y, por tanto, una de las más peligrosas. Los delincuentes 'infectan' con malwares las páginas de los comercios electrónicos y logran de este modo recopilar información bancaria de sus clientes.
Normalmente este método es utilizado en plataformas pequeñas, que no tienen una seguridad óptima.

Filtraciones de datos

Las filtraciones de datos son los delitos más complejos y sofisticados y consisten en el ataque informático a una empresa para conseguir los datos bancarios de sus clientes.

WiFi público

Las redes de WiFi públicas, por muy útiles que puedan parecernos, son el escenario de actuación perfecto para los cibercriminales, los cuales pueden conectarse para tratar de acceder a los datos del resto de usuarios.
Lo ideal es que, si te conectas a un WiFi público, no introduzcas ningún tipo de dato privado en ninguna plataforma o servicio.
Comentarios
tracking