29 de enero de 2023

Fósil de Janavis finalidens encontrado en la roca.

Fósil de Janavis finalidens encontrado en la roca.University of Cambridge

Ciencia

El fósil que ha ‘reventado’ un siglo de conocimientos sobre el origen de las aves

Este hallazgo sugiere que los cráneos de avestruces, emús y sus parientes evolucionaron «hacia atrás»

Unos pequeños fragmentos fosilizados de un esqueleto, ocultos en una roca de apenas el tamaño de un pomelo, acaba de poner en entredicho más de un siglo de conocimiento sobre le origen de las aves modernas.
Investigadores de la Universidad de Cambridge y del Natuurhistorisch Museum Maastricht han descubierto que el pico móvil, uno de los principales rasgos del cráneo que caracteriza al 99% de las aves modernas, evolucionó antes del evento de extinción masiva que acabó con todos los grandes dinosaurios, hace 66 millones de años.
Este hallazgo, publicado en la revista Nature también sugiere que los cráneos de avestruces, emús y sus parientes evolucionaron «hacia atrás», volviendo a una condición más primitiva después de que surgieran las aves modernas.
Utilizando técnicas de escáner, el equipo de Cambridge identificó huesos del paladar, o el techo de la boca, de una nueva especie de ave antigua de gran tamaño, a la que llamaron Janavis finalidens. Vivió al final de la Era de los Dinosaurios y fue una de las últimas aves con dientes que vivió. La disposición de los huesos del paladar muestra que este «dino-pájaro» tenía un pico móvil y hábil, casi indistinguible del de la mayoría de las aves modernas.
Durante más de un siglo se ha supuesto que el mecanismo que permite un pico móvil evolucionó tras la extinción de los dinosaurios. Sin embargo, el nuevo descubrimiento sugiere que es necesario reevaluar nuestra comprensión de cómo se produjo el cráneo de las aves modernas.
Cada una de las aproximadamente 11.000 especies de aves que existen en la actualidad se clasifica en uno de los dos grupos principales, según la disposición de los huesos del paladar. Los avestruces, los emús y sus parientes se clasifican en el grupo de los paleognatos o «mandíbulas antiguas», lo que significa que, como los humanos, sus huesos del paladar están fusionados en una masa sólida.
Todos los demás grupos de aves se clasifican en el grupo de las neognatas o «mandíbulas modernas», lo que significa que los huesos del paladar están unidos por una articulación móvil. Esto hace que sus picos sean mucho más ágiles, útiles para la construcción de nidos, el aseo, la recolección de alimentos y la defensa.
Los dos grupos fueron clasificados originalmente por Thomas Huxley, el biólogo británico conocido como el 'Bulldog de Darwin' por su apoyo a la teoría de la evolución de Charles Darwin. En 1867, dividió todas las aves vivas en grupos de mandíbulas «antiguas» o «modernas». Huxley suponía que la configuración de la mandíbula «antigua» era la condición original de las aves modernas, y que la mandíbula «moderna» surgió posteriormente.
«Esta suposición se ha dado por sentada desde entonces», afirma Daniel Field, del Departamento de Ciencias de la Tierra de Cambridge y autor principal del artículo. «La principal razón por la que esta suposición ha perdurado es que no hemos tenido ningún paladar de ave fósil bien conservado del periodo en que se originaron las aves modernas».
Comentarios
tracking