24 de enero de 2022

Detalle de varios test de antígenos positivos en el centro de salud de San Andrés de Murcia el día de Reyes

Detalle de varios test de antígenos positivos en el centro de salud de San Andrés de Murcia el día de ReyesJuan Carlos Caval / Efe

Afecta a medio millón de trabajadores

Ómicron colapsa el sistema laboral tras una nueva oleada de bajas en enero

Un 25 % de las pequeñas y medianas empresas tienen o tendrán trabajadores de baja por la variante de la covid en enero
Una de cada cuatro pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas tiene o tendrá, a parte de su plantilla de baja durante este mes de enero por la variante ómicron del Covid. En total, se estiman que casi  500.000 trabajadores se acojan a una incapacidad temporal, según un informe publicado por Galibier Legal.
La boutique de Derecho Laboral y Consultoría de Talento ha señalado que, dado que la duración de estas bajas laborales es de unos siete días de media, y teniendo en cuenta un sueldo de 2.000 euros mensuales brutos (24.000 euros año), las pymes «se verán obligadas a afrontar un gasto que puede ascender a 630 euros por cada persona trabajadora, teniendo en cuenta salario y cotización de la Seguridad Social». Esta situación supondría unas pérdidas de 300 millones de euros semanales para las empresas.

El colapso sanitario alarga las bajas

El cuello de botella generado por esta nueva ola de la covid ha vuelto a saturar los centros médicos, que se han visto obligados retrasar las citas ordinarias, lo que ha tenido un impacto directo en el alargamiento innecesario de las bajas.
Un proceso que está dañando las cuentas de la Seguridad Social, que hasta el 30 de noviembre han tenido que hacer frente a 3.055 millones de euros, como consecuencia de las bajas. Una cifra que se ha disparado durante diciembre, tras el rebote del 630 % del número de incapacidades temporales.
«La incidencia, hasta que el pico empiece a descender, puede llegar a afectar a la práctica totalidad de las empresas españolas», ha explicado Tirso Gracia, socio de Galibier Legal, quién ha aconsejado a las empresas planificar su producción y anticipar los cambios provisionales en la organización a esta realidad, facilitando temporalmente el teletrabajo para evitar las infecciones y permitir la continuidad del trabajo dentro de la máxima normalidad posible.
Gracia ha lamentado que, en un momento como el actual, «en el que las empresas empezaban a remontar tras la caída provocada por el confinamiento», esta nueva ola ponga en peligro la viabilidad de las pymes con menos pulmón financiero.
Por último, desde Galibier han recordado que la organización temporal del teletrabajo, en los sectores que sea posible hacerlo, puede evitar contagios y han aconsejado la formalización de contratos que establezcan con claridad las condiciones de dicho teletrabajo Covid, y del teletrabajo en general cuando sea conveniente acudir a esta modalidad.
tracking