30 de enero de 2023

La Generación Z es la primera totalmente nativa digital

La Generación Z es la primera totalmente nativa digitalFlickr

Educación

Educando a la Generación Z: «Su tiempo de atención es de siete segundos»

En una sociedad sobresaturada informativamente, la falta de concentración puede convertirse en un problema para su aprendizaje

Nacidos en 1998, o en el 2000. O quizá en 1995. No importa, todos los jóvenes de la Generación Z tienen varias cosas en común: no han conocido el mundo antes de internet, manejan la tecnología con una sencillez envidiable y son muy, muy impacientes. Tanto, que educarles puede llegar a ser un suplicio.
Por lo general, se puede considerar Generación Z a aquellas personas nacidas entre finales de los años 90 y el comienzo de 2010. En Estados Unidos, este grupo ya alcanza la cuarta parte de la población y sus hábitos de consumo y comportamiento les ha convertido en uno de los focos de estudio más interesantes para su estudio por parte de marcas y expertos de conducta.
Se trata de la primera generación considerada totalmente nativa digital. Como explica Marc Prensky en su libro Enseñar a los nativos digitales, los jóvenes pertenecientes a generaciones anteriores han necesitado una de una retórica filosófica y sociológica en su relación con la tecnología, algo que la Generación Z no ha necesitado: el dinosaurio ya estaba allí.
Su forma de relacionarse con su entorno también cambia. Los expertos coinciden en que la multitarea dificulta la capacidad de atención y la interiorización de información. En una sociedad sobresaturada informativamente, la falta de concentración puede convertirse en un problema para su aprendizaje.
«Su tiempo de atención media es de unos siete u ocho segundos, cuando el de otras generaciones puede llegar hasta los 20-25», revela Juan Manuel Alonso, profesor de Marca de Comillas. «Si en ese tiempo no hemos atrapado su atención, es muy posible que no la tengamos para cualquier otra cosa».
Alonso explica que los docentes deben tener un manejo excelente de la tecnología, conocer las últimas herramientas y priorizar una enseñanza combinada más allá de lo visual y textual: «Tienen que hablar un lenguaje que ellos puedan entender sin perder la esencia de lo que es un docente. Un profesor no debe hablar en el idioma de la Generación Z –abreviaturas, iconos…–, pero si debe conocerlos». «Tenemos que hacer más accesibles al alumno los conceptos complejos», añade.
Juan Manuel Alonso, profeso de Marca de Comillas

Juan Manuel Alonso, profesor de Marca de ComillasEl Debate

Este experto en marketing y gestión estratégica imparte programas en Comillas para permitir esa conversión de profesores que llevan más años dando clase para que puedan entender mejor a esta generación «como personas, como alumnos y como futuros trabajadores».
Y es que, para unos jóvenes acostumbrados a encontrar todo en la red, uno de los mayores competidores de los docentes es internet. «El docente universitario sigue siendo un experto en su materia que, además de dar el contenido teórico, es capaz de identificar los casos prácticos de mayor relevancia para la asignatura y dotar de una comunicación bidireccional que es prácticamente imposible de encontrar en esa unidireccionalidad de internet», comenta Alonso.

Impacto en el aula

La Universidad de Massachusetts elaboró un listado de consejos destinado a educadores para comprender mejor a este grupo particular de estudiantes. Estos son:
  • Software educativo. Hay multitud de herramientas que pueden ayudar a mantener a los estudiantes de la Generación Z enganchados.
  • Más diálogo. Este grupo está acostumbrado a la multitarea y no presta mucha atención, así que los largos monólogos no son la mejor técnica para atraer su interés.
  • Imágenes. Al hilo del consejo anterior, el uso de tablas, gráficos y material multimedia puede resultar más atractivo.
  • Justificación. Los estudiantes de la Generación Z están acostumbrados a fuentes de información totalmente actualizadas. Explicar por adelantado por qué una lección es importante y cómo se aplica al mundo real despertará su curiosidad.
Comentarios
tracking