09 de agosto de 2022

La presidenta del Parlamento de Andalucía y número dos de la lista de Cs por Sevilla a las elecciones autonómicas, Marta Bosquet.
ESPAÑA EUROPA ANDALUCÍA POLÍTICA
CIUDADANOS

La presidenta del Parlamento de Andalucía y número dos de la lista de Cs por Sevilla a las elecciones autonómicas, Marta BosquetCiudadanos

Entrevista

Marta Bosquet (Cs): «Al PP no se le puede dejar solo en un Gobierno»

La presidenta del Parlamento de Andalucía y número dos de Ciudadanos por Sevilla atiende a El Debate de cara a las elecciones autonómicas del próximo 19 de junio

A pesar de las encuestas, en Ciudadanos siguen confiando en poder reeditar Gobierno con el Partido Popular en Andalucía. Ése es su objetivo. No obstante, el primer paso es sumar fuerzas, y la candidatura naranja por Sevilla se ha reforzado con la incorporación, como número dos, de la presidenta del Parlamento andaluz, la almeriense Marta Bosquet, quien ha atendido a El Debate para explicar dicho movimiento y reivindicar el papel de Cs en la Junta de cara a las elecciones autonómicas del próximo 19 de junio.
— En 2015 y 2018 encabezó la lista de Ciudadanos por Almería. ¿A qué obedece que ahora se presente por Sevilla?
—El partido decidió que viniera a reforzar la provincia de Sevilla. Creo que ahora era necesario que todos sumáramos fuerzas. Lo importante es el proyecto de Ciudadanos, porque cuando Ciudadanos está, beneficia a todo el territorio andaluz. Y aunque el sentir que tienes en la calle es completamente distinto, las encuestas —a las que yo no hago caso— nos dan mala sombra, y se entendía que era mejor que fuera por Sevilla. Es una decisión de partido, y yo me debo a él, sobre todo por el convencimiento de que Ciudadanos debe permanecer en el Gobierno de la Junta. Al final, terminas peleando por las ocho provincias de Andalucía.
— ¿Cómo valora el papel de Marín en los debates de esta campaña electoral?
—Sembrao (risas). Lo considero ganador porque Juan hizo una exposición clara, firme, contundente y mejor que otros, tanto de la buena gestión que se ha hecho en el Gobierno de la Junta de Andalucía, poniendo en el foco las consejerías que ha liderado Ciudadanos y que arrojan esos buenos datos, como de las propuestas de cómo queremos seguir avanzando en estos próximos años: seguir reduciendo impuestos, elevando la inversión para políticas sociales, considerar a las familias de dos hijos como numerosas, aumentar la tarifa plana para autónomos o el 30 % de reducción de la cuota de autónomo. Además, dejó claro a los votantes de Ciudadanos a dónde va a ir a parar su voto.
— ¿Hubo pacto de no agresión entre Moreno y Marín?
— Yo creo que no. Cada uno fue como es. Juan Marín es más vehemente a la hora de defender sus cosas.
— ¿Por qué cree que las perspectivas electorales del Partido Popular son mejores que las de Ciudadanos?
— Porque al final, como nosotros decimos, el alcalde es el que corta la cinta. El presidente tiene la facultad de poder arrogarse todas las políticas que no vienen de él por el hecho de ser presidente. Ellos también llevan mucho más tiempo en política y saben más, y la diferencia es que ellos son más políticos, y nosotros, más gestores, porque venimos de la sociedad civil. Ahí está el problema de por qué ahora los mayores réditos, habiendo habido un Gobierno de coalición donde todos los buenos datos devienen de la parte de Ciudadanos, se los lleva el Partido Popular, si les hacemos caso a las encuestas. A lo mejor tenemos que hacer un esfuerzo a la hora de contar los logros.
El candidato de Ciudadanos a las elecciones de Andalucía, Juan Marín

El candidato de Ciudadanos a las elecciones de Andalucía, Juan MarínEFE

— ¿Habrá «efecto torrijas»? Es decir, ¿cree que Ciudadanos ha recobrado algo de protagonismo o relevancia a raíz de los debates y de detalles o comentarios como el de las torrijas?
— Si una anécdota como la de las torrijas es capaz de captar la atención de la gente, bienvenido sea. La política es resolverle los problemas a la gente también desde la naturalidad, y no desde la impostura o la teatralización. Y cuando uno es natural, surgen episodios como ése.
— Juanma Moreno se sitúa «en la centralidad» —espacio que reivindica como propio Ciudadanos—. ¿Cómo se diferencia Ciudadanos del Partido Popular?
— Ciudadanos y el Partido Popular nos diferenciamos en muchísimas cosas. Hay muchísimas cosas que nos unen, y prueba de ello es que hemos gobernado juntos. Pero la prueba más evidente de lo contrario se visualiza en el Congreso. Por ejemplo, en la reforma laboral o la gestación subrogada. También, en Europa, donde nosotros estamos en el grupo de los liberales, y ellos, dentro de los conservadores. Quien quiera venir a la moderación, a la racionalidad, al sentido común y a poner a las personas por delante de las siglas, bienvenido a la centralidad y el liberalismo.
— Ciudadanos abandera la regeneración democrática. Sin embargo, no ha conseguido suprimir los aforamientos en Andalucía desde que lo prometiera en 2015. ¿Por qué no han cumplido este punto del acuerdo de investidura de Susana Díaz y de Gobierno con el Partido Popular?
— Eso hay que preguntárselo al Partido Popular y al Partido Socialista, porque hay tantísimas cosas en materia de regeneración en las que no están de acuerdo… Nosotros también hemos intentado reformar la ley del Consejo General del Poder Judicial, y han votado en contra el PP y el PSOE; la ley electoral, para no estar en manos de los nacionalistas, y tampoco han votado a favor. Entiendo que tanto al Partido Popular como al Partido Socialista, que tienen casos de corrupción, no les interese desprenderse de los aforamientos. Eso demuestra que al Partido Popular no se le puede dejar solo en un Gobierno. Por eso también hemos puesto en funcionamiento la Oficina Andaluza contra el Fraude y la Corrupción; ya lo intentamos la pasada legislatura [2015-2018] con el Gobierno socialista, y Susana Díaz convocó elecciones.
— Pero ¿qué ha pasado con los aforamientos?
— La ley de los aforamientos entró en tramitación en el Parlamento, pero no se ha culminado, como otras leyes, por el adelanto electoral.
— Pero esa proposición de ley se aprobó en mayo de 2019…
— No, entró la toma en consideración, que luego tiene su tramitación parlamentaria. Ha habido partidos que la han retrasado. Si nosotros entramos en la próxima legislatura, lo volveremos a intentar. Al final se tienen que retratar todos. Nosotros no vamos a desistir de acabar con los aforamientos, porque la regeneración va en nuestro ADN.
— ¿Qué pasaría si Vox entra en el Gobierno de Andalucía?
— Sería un horror para Andalucía, lo peor que les podría pasar a los andaluces. La buena situación que hemos tenido en Andalucía, donde ha habido certidumbre, confianza, seguridad y estabilidad política —fundamental para que una economía vaya bien—, no la tendríamos en Andalucía, con lo cual volveríamos al lío, al follón, a las broncas. Lo que sucede en el Gobierno central sucedería en Andalucía. Andalucía estaría muchísimo peor con partidos que van a estar a la gresca y que no van a gobernar para todos. El único Gobierno que puede hacer que Andalucía siga por la buena senda es el que tenemos, con Ciudadanos dentro. Un Gobierno con Vox me horrorizaría igual que un Gobierno del PSOE con Podemos, o como se llame, y Adelante Andalucía.
— Vox tiene en su punto de mira a la Consejería de Igualdad, que dirige Rocío Ruiz, de Ciudadanos. ¿Es necesaria para defender los derechos de las mujeres y los homosexuales?
— Cuando alguien dice que quiere eliminar la Consejería de Igualdad, me resulta de una irresponsabilidad, de un desconocimiento de lo que lleva la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales… Se gestionan mayores, los niños que se encuentran desamparados —sean menas o nacionales—, los derechos de las personas LGTBI, la situación de las mujeres que sufren maltrato, las personas con discapacidad… Decir que quieres acabar con la Consejería de Igualdad es no tener ni puñetera idea de cuáles son las competencias que tiene. No se puede negar tampoco que existe la violencia de género. ¿Existen otros tipos de violencia? Claro que sí, por supuesto, y para mí, toda violencia es igual de condenable; pero eso no quita que hay una realidad social que tenemos que ir superando, como afortunadamente se ha superado el hecho de perseguir a las personas LGTBI.
— ¿Sería consejera de un Gobierno de Juanma Moreno?
— Y de Ciudadanos, claro (risas).
— Por último, como minuto de oro, ¿por qué Ciudadanos sigue siendo útil a los andaluces?
— Sigue siendo útil porque hemos tenido el mejor Gobierno de Andalucía. Andalucía ahora está como nunca: es número 1 en autónomos y número 2 en empresas; hemos conseguido reducir la fiscalidad hasta el quinto puesto, cuando antes estábamos en la situación más gravosa, y las listas de dependencia; destino turístico preferencial; ningún caso de corrupción… Todo eso, pueden pensar los andaluces, ¿hubiera ocurrido si Ciudadanos no hubiera estado en el Gobierno de la Junta de Andalucía? Ahora hace falta que sepan distinguir que esta mejor versión de Andalucía se ha producido porque Ciudadanos está en el Gobierno.
Comentarios
tracking