27 de mayo de 2022

La manifestación en contra del 25% del español del sábado en Barcelona

La manifestación en contra del 25 % del español en BarcelonaEfe

«A cagar», «payasos»... las respuestas de los directores de centros a una carta que pide más horas de español

«Escuelas de Todos», plataforma que defiende el bilingüismo, ha enviado a todas las escuelas una carta para que se apliquen la sentencias judiciales

Algunos directores de escuelas catalanas no han recibido con agrado la carta que ayer mismo les remitió la plataforma «Escuela de Todos» en la que entre otras cuestiones, les recuerda que recientemente el TS ha confirmado una sentencia del TSJC, según la cual, «todos los alumnos tienen que recibir de manera efectiva e inmediata la enseñanza mediante la utilización vehicular normal de las dos lenguas oficiales, catalán y castellano, en los porcentajes que se determinen, pero que no podrán ser inferiores al 25 % en ninguna de ellas».
Desde esta plataforma aseguran que han recibido respuestas de directores en las que dicen estar de acuerdo con su reivindicación, aunque no las quieren hacer públicas para «protegerlos». Pero hay otros a los que no les ha sentado nada bien recibir el escrito. En algunos casos, las respuestas son cortas, como, por ejemplo, la que se da desde la dirección de la escuela Abat Ruera de L'Espluga Calba, en Lérida, que empiezan con un «por supuesto, amijos [sic]» y acaba con un «A cagar!». Más corta es la respuesta que se da a «Escuelas de todos» desde el centro privado Bertrán de Sabadell: «sois unos payasos», se limitan a decir.
Y hay otras escuelas, como la Joaquim Guifre de Garriguella (Gerona) que reconoce adoctrinar a sus alumnos porque en el mail de respuesta responde que «sí que intentamos que estos discriminen a grupos organizados, como ustedes, para que sigan los valores democráticos y europeos (modernos)». O la escuela infantil Germanes Bertomeu, de Barcelona. En este caso, su dirección dice que, si tiene que enseñar más castellano, también tendrían que hacerlo en «árabe o en amazig».
Por lo demás, hay otras respuestas que son mucho más extensas. Algunas, incluso, explican experiencias personales, como la de la escuela Diagonal Mar de Barcelona. La persona que responde explica, entre otras cosas, que es catalana de «toda la vida» y «que me casé con un hijo de andaluces que, después de haber vivido 30 años en Cataluña, no sabían decir ni una palabra». Mensaje que concluye con un «dejad de dar orientaciones pedagógicas y no politicéis todo lo que hace la gente; dejad a las escuelas tranquilas de una vez. Ah, como veis, he utilizado mucho más del 25 % del castellano en el correo… nos enseñaron a los catalanes a ser corteses y educados».
Y la respuesta de la Escola de les Aigües de Cardedeu (Barcelona), incluye algunos de los mensajes que repiten una y otra vez los defensores de la inmersión y los nacionalistas, como que el catalán «es la lengua propia de nuestro país»; que el modelo de escuela catalana es un «modelo consensuado» y no «el de una colonia sumisa como se intuye en algunas de las líneas del manifiesto que enviáis». Y considera la dirección de este centro, que las sentencias judiciales que obligan a dar más castellano en las escuelas catalanas «recaen en leyes derogadas y que se inspiran en regímenes anteriores al del 78 y que ignoran la realidad social, cultural lingüística, de los centros educativos de los Países Catalanes».
Ana Losada, presidenta de la AEB, entidad que forma parte de la plataforma «Escuela de Todos», dice que estas respuestas «muestran realmente qué hay detrás de muchas escuelas en Cataluña. Personas que dirigen centros que forman a nuestros hijos y nos faltan al respeto» y considera que es «preocupante» que en Cataluña «haya directores que se permitan contestar con esa libertad». 
Losada también ha vuelto a animar a los padres a que se unan a la iniciativa de la plataforma, para presentar una denuncia conjunta y conseguir que la Generalitat cumpla con la sentencia del 25 %. 
Comentarios
tracking