10 de agosto de 2022

El debate del miércoles en Castilla y León Televisión

El debate del miércoles en Castilla y León TelevisiónEfe

La foto final

Vértigo en Castilla y León: las elecciones se decidirán por 84.000 votos

Las mayores bolsas de indecisos se encuentran en el PP y Cs. En el mejor de los escenarios la participación rondará el 66 %. En el peor se quedará en 62 %. Esos cuatro puntos son un abismo

El domingo, a la hora de la verdad, unos 84.000 castellanos y leoneses tendrán en sus manos el futuro de la Junta de Castilla y León. Y son a los que pretende movilizar el PP de Alfonso Fernández Mañueco.
Ésa es la diferencia entre que se cumplan los pronósticos más pesimistas y vote solo el 62 % del censo electoral o que lo haga el 66 %, que es la participación a la que confían llegar los populares.
En los comicios de 2019 votó el 66,16 %. Claro que entonces no había una única urna sino dos, porque se celebraron a la vez que las elecciones municipales y los alcaldes siempre tiran del carro.
La probabilidad de que el domingo llueva en Castilla y León es casi total

La probabilidad de que el domingo llueva en Castilla y León es casi totalAEMET

A mayores, la Agencia Estatal de Meteorología pronostica una jornada de lluvias en toda la comunidad y durante prácticamente todo el día. Como ha contado El Debate, hay estudios que estiman que en las elecciones pasadas por agua la participación cae medio punto como consecuencia directa.
El censo actual lo componen 2.094.490 castellanos y leoneses, de los que 51.755 tienen derecho a voto por primera vez. El 62 % de participación equivale a 1.298.583 votos. El 66 %, a 1.382.363 votos.
Entre medias hay cuatro puntos y exactamente 83.780 votos. Son, en realidad, un abismo, porque pueden cambiarlo todo. Dado que las mayores bolsas de indecisos están ahora mismo en el PP y en Ciudadanos. No así en Vox. Y a todo ello se une la incógnita de la irrupción de las candidaturas de la España Vaciada.

Los votantes del PP y Cs dudan

En concreto, entre el electorado naranja, o al menos entre quienes votaron al partido de Francisco Igea en las elecciones de 2019, el porcentaje de dudosos asciende al 31 %. Lo que traducido son cerca de 64.000 personas. Entre el electorado popular ese porcentaje ronda el 19 %, algo más de 83.000 electores.
En los últimos días de esta campaña los dirigentes del PP se han desgañitado pidiendo a los electores que el domingo no se queden en casa, como lo volverán a hacer este viernes en el gran mitin de cierre de campaña. Junto a Fernández Mañueco estarán Pablo Casado y tres presidentes regionales del partido: Isabel Díaz Ayuso, Alberto Núñez Feijóo y Fernando López Miras. No así el andaluz Juanma Moreno, de viaje en Emiratos Árabes Unidos.

A Vox no parecen afectarle las apelaciones al voto útil

El único partido del bloque de centro derecha con sus bases absolutamente movilizadas es Vox. Al menos en las encuestas, a la candidatura de Juan García-Gallardo no le han afectado las apelaciones al voto útil por parte del PP. Este viernes Santiago Abascal estará una vez más en Castilla y León para el último empujón. Vox es el único partido que cerrará la campaña al aire libre, en concreto en la Plaza de San Pablo de Valladolid.
En las formaciones de izquierdas también hay indecisos, aunque sin llegar a los niveles de Cs y el PP. En el PSOE se calcula que sobre el 11 %, que equivale a 53.000 de los votantes que Luis Tudanca tuvo en 2019. En el PSOE empezaron la precampaña noqueados por la polémica de la carne, durante la que dieron varios tumbos, pero en campaña han ido encontrándose más cómodos.
Prueba de que los socialistas han remontado en sus expectativas –aunque no se sabe si tanto como para propiciar el vuelco– es que Pedro Sánchez ha ido de menos a más en su participación. Y no al revés, como ocurrió con Ángel Gabilondo en la campaña de las elecciones madrileñas.
El presidente del Gobierno también cerrará este viernes en Valladolid junto a Tudanca, después de participar en mítines en Zamora, León, Soria y Burgos.
En el caso de Unidas Podemos, sus indecisos rondan el 7,7 % de quienes votaron a Pablo Fernández hace apenas tres años. En términos absolutos es una cifra muy baja, de unos 5.300 electores, porque en aquellos comicios sacaron un solo escaño. En su caso serán Ione Belarra, Irene Montero y Alberto Garzón quienes pongan la guinda a la campaña.
Queda el pitido final y a reflexionar. La Ley Electoral obliga.
Comentarios
tracking