Fundado en 1910

24 de junio de 2024

Dignidad y Justicia ha presentado su iniciativa ante la Audiencia Nacional
ÓSCAR CAÑAS - EUROPA PRESS

Sede de la Audiencia Nacional- EUROPA PRESSEuropa Press

Audiencia Nacional

El juez revoca los últimos dos terceros grados concedidos a presos etarras por el Gobierno vasco

El magistrado José Luis Castro considera «insuficientes» los escritos de arrepentimiento y reconocimiento firmados por los terroristas

El juez central de Vigilancia Penitenciaria, perteneciente a la Audiencia Nacional, ha revocado los terceros grados concedidos el pasado mes de mayo por el Gobierno vasco a los presos de ETA Iñaki Bilbao Gaubeka y Gorka Martínez Ahedo por la falta de un perdón expreso a las víctimas de sus delitos. De esta forma, el magistrado José Luis Castro estima en dos autos los sendos recursos presentados por la Fiscalía contra el régimen de semilibertad acordado el 18 de mayo para ambos etarras.

En el caso de Martínez Ahedo, condenado por asesinato y por intentar matar en cinco ocasiones al ex presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, el auto manifiesta que «no existe manifestación de perdón a las víctimas de su actividad delictiva». El juez explica que las victimas «ni siquiera» se referencian en el escrito que Martínez Ahedo remitió el pasado 20 de abril, donde manifiesta un «reconocimiento sincero como víctimas» tanto de las personas asesinadas como de sus familias. Aunque el juez no duda de la «sinceridad» de las «reflexiones» de Martínez Ahedo, recuerda que la ley exige como «requisito» para la concesión del tercer grado una «petición expresa de perdón a las víctimas» del delito. Además, Castro apunta que el etarra solo ha abonado 160 euros de los más de 343.000 que le corresponden en concepto de responsabilidad civil. «Es evidente que la cantidad satisfecha no cumple mínimamente ese requisito legal», resuelve.

No personaliza en sus víctimas

Por su parte, en el auto referido a Bilbao -etarra perteneciente al Comando Vizcaya y condenado por planear tanto el asesinato del presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, como el del exconsejero del Interior, Juan María Atutxa- recoge que «existe empatía hacia las víctimas, pero no personaliza su posicionamiento frente las personas sobre las que atentó». Asimismo, Castro subraya que, si bien «reconoce el dolor y el daño causado por la organización terrorista y por él mismo; señala un sincero reconocimiento a las víctimas que les permita, en lo posible, atenuar el sufrimiento generado; y rechaza medios violentos», no es suficiente para pasar a tercer grado.

Tanto Martínez Ahedo como Bilbao Gaubeka se han visto beneficiados por los últimos acercamientos. El primero pasó de la cárcel de A Lama (Pontevedra) a El Dueso (Cantabria), mientras que el segundo fue trasladado desde el centro penitenciario de Zuera, en Zaragoza, a la cárcel de Basauri (Vizcaya).

Comentarios
tracking