26 de septiembre de 2022

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, escuchan al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, escuchan al líder del PP, Alberto Núñez FeijóoEFE

Eliminar el término «disminuido»

El PP cree poder cambiar el artículo 49 de la Constitución sin que el Gobierno modifique los asuntos territoriales

El presidente del PP asegura que blindar el resto del texto es una condición indispensable

El Partido Popular no teme a la posibilidad de abrir el melón de los cambios en la Constitución. El presidente de la formación, Alberto Núñez Feijóo, ha emplazado nuevamente al Gobierno a modificar el artículo 49 para sustituir el término «disminuido» por el de «discapacitado».
Los populares están dispuestos a sentarse a hablar de este cambio. Sin embargo, atan su apoyo a que éste sea la única modificación de la Carta Magna y no se convierta en una excusa para confeccionarla al antojo del presidente, Pedro Sánchez.
Feijóo se reunió este jueves con la Confederación Española de personas con discapacidad física y orgánica y recordó que en el mes de abril su partido ya trasladó a Sánchez la necesidad de actualizar este artículo. «Si entonces era una prioridad, ahora es una necesidad», añadió. Según el líder del PP, «la reforma es oportuna, procedente, está justificada y debe hacerse cuando antes» aunque advirtió que «no se deben iniciar debates distintos ni utilizar falsamente este asunto para abrir el melón de la reforma constitucional como pretenden los socios del PSOE».
El presidente del PP cree que el cambio debe ser consensuado entre su partido y el PSOE y convertirse así en uno de los primeros acuerdos entre ambos. Sin embargo, existen voces que apuntan a la peligrosidad de incluir un cambio en la Carta Magna y convertirse en el coladero de otros asuntos como, por ejemplo, el territorial.
Pero desde Génova se asegura que es condición indispensable blindar el resto de los artículos y que no existe la posibilidad de que el PSOE use esta negociación en su provecho. «Llevamos cinco meses esperando una respuesta del Gobierno. Pedí que se constituyera antes del verano una mesa entre las asociaciones, el PP y el PSOE para ir avanzando en el texto definitivo. Estamos a disposición para que mañana mismo se cree y dar así respuesta a una justa reivindicación que lleva ya demasiado tiempo en el baúl del olvido», añadió Feijóo.
La propuesta del Partido Popular también pasa por una legislación para mejorar la accesibilidad, empleando para ello fondos europeos de las comunidades autónomas y ayuntamientos. Además, plantean planes de empleo para los jóvenes con discapacidad cuya tasa de paro es un 70 % superior a la del resto de jóvenes en España.

El as en la manga de Sánchez

A pesar de las intenciones del PP, el presidente guarda un as en la manga. Para poder dar comienzo a una reforma constitucional, Sánchez podría convocar un referéndum consultivo en el que se preguntase a los españoles si están o no a favor de reformar la Constitución. Para ello, necesitaría mayoría absoluta, cifra que puede alcanzar gracias al bloque Frankestein.
El instrumento es el artículo 92 de la Carta Magna, el que Felipe González invocó en 1986 para el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN. El mecanismo fue utilizado por segunda vez en 2005 para la ratificación del Tratado por el que se establecía una Constitución Europea (proyecto que finalmente fracasó pese al refrendo de los españoles, porque en Francia y Holanda los ciudadanos votaron mayoritariamente en contra).
Comentarios
tracking