Fundado en 1910

18 de julio de 2024

Yolanda Díaz en el acto de presentación de su candidatura para el 23-J en el polideportivo Magariños

Yolanda Díaz en el acto de presentación de su candidatura para el 23-J en el polideportivo MagariñosEuropa Press

Dos años después de su fundación

Sumar sin Yolanda Díaz: ¿y ahora qué?

Su salida, aunque simbólica, abre una crisis de liderazgo y lanza la incógnita sobre el futuro de la coalición. IU habla de «nueva etapa», Verdes Equo, de «tiempo nuevo», y muchas voces piden «una reflexión profunda»

Hace solo dos años, Yolanda Díaz presentaba en el Matadero de Madrid su proyecto político. Lo llamó entonces «movimiento ciudadano». «No va de partidos, no va de siglas. (...) Sumar va de presentar un proyecto de país para la próxima década», sostuvo aquel día. Una abrupta ruptura, con Podemos, y un cúmulo de batacazos electorales después, deja la dirección de la coalición que durante un tiempo aglutinó a todos los partidos a la izquierda del PSOE.

Díaz abandona exclusivamente la presidencia de Sumar, pero mantiene la del grupo parlamentario y también su puesto como vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo. Por tanto, el que dio este lunes después de la debacle de las europeas no deja de ser un paso simbólico, un gesto para calmar las aguas, para acallar las críticas internas. La pregunta es qué va a ocurrir ahora con una coalición centrada en su persona y en la que parece haber muchas voces y mucho descontento.

Sumar y Podemos concurrían este 9 de junio por separado, como en los últimos procesos electorales. En Galicia, la tierra de Yolanda Díaz, su coalición no llegó al 2 %, quedando fuera del Parlamento. En el País Vasco, se hizo con el 3,3 % del voto, lo que le dio un solo escaño. En Cataluña, donde en 2021 En Comú había tenido ocho escaños, presentándose como Comuns-Sumar se quedó con seis.

Y en las últimas, las del Parlamento Europeo, logró el 4,65 % de los votos –808.000– y tres escaños, pero quedaron fuera dos partidos clave dentro de su coalición: Izquierda Unida y Más Madrid. Cinco años antes, Podemos obtuvo 2,25 millones de votos. Yolanda Díaz no apareció ante las cámaras la noche electoral. De hecho, ni estaba en el recinto donde se seguían los resultados; se quedó en su Ministerio.

Malestar en la coalición: «Toca reflexionar»

Quienes sí comparecieron desde el Espacio Larra, que es desde donde Sumar hizo el seguimiento del 9-J, fueron la candidata de la coalición fucsia, Estrella Galán, el portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, y el portavoz y ministro de Cultura, Ernest Urtasun. Este señaló que «toca reflexionar». «Nos vamos a dar un tiempo para esta reflexión, y lo vamos a hacer de forma tranquila, sosegada, sin prisas, para, de forma colectiva, ver de qué manera podemos tanto reforzar nuestro proyecto político como también seguir gobernando para mejorar la vida de la gente», dijo Urtasun, que anunció una reunión de la ejecutiva de Sumar.

Errejón señaló en su cuenta de X: «Se impone una reflexión estricta y profundamente política, que va a requerir tiempo y otros ritmos». También invitaba a una «reflexión profunda» la portavoz de Más Madrid y ministra de Sanidad, Mónica García, ante lo que llamó «el avance de la ultraderecha en Europa». Su sucesora en la Asamblea de Madrid, Manuela Bergerot, usaba las mismas palabras, instando a hacer una «reflexión profunda sobre cómo se ha llegado hasta aquí». En una intervención posterior ante los medios reiteraba esa necesidad de una «reflexión profunda» por parte de «quienes han tomado las decisiones estratégicas esta campaña sin contar con las organizaciones de ámbito territorial».

Crítico también se mostraba Manuel Pineda (IU), candidato número 4 en la lista de Sumar, que quedó fuera de la Eurocámara –la primera vez que IU no obtuvo escaño–. «Los resultados electorales son malos, sin paliativos. (...) Debemos reflexionar profundamente sobre el papel que estamos desempeñando como espacio político», manifestó en redes sociales, y apeló a la «humildad y la autocrítica».

En una entrevista anoche en el Canal 24horas, Pineda apuntó que en su momento trasladaron su «descontento» por el trato que se les había dado a la hora de confeccionar las listas para las europeas, y que incluso algunos plantearon la posibilidad de concurrir por separado, pero se descartó para no dividir más a la izquierda.

El coordinador federal de IU, Antonio Maíllo, considera necesario un «debate honesto» en Sumar. Ayer anunció que este martes se reunirá el partido y habló de «una nueva etapa». Horas después, en la cadena SER ratificó esta idea tras la salida de Yolanda Díaz, señalando que están "en un escenario post Sumar», aunque sí lo distinguió del grupo parlamentario de Sumar, que recalcó que «va a seguir en el Gobierno». Además, se abrió también a hablar con Podemos.

Otro de los muchos partidos que conforman la coalición que hasta hoy lideraba Díaz, Verdes Equo, emitió por su parte un comunicado en el que señala que Sumar «no ha sabido responder al reto estratégico e ideológico» y afea no haber tenido «un puesto de salida» ni haber podido participar «en las principales decisiones estratégicas de la campaña». Expresa en él que ante los malos resultados del 9-J, ha decidido «iniciar un proceso de reflexión sobre su papel en Sumar y el futuro del espacio político verde en España». «Es fundamental cambiar el rumbo para reforzar el proyecto político ecosocial en España. (...) A partir de hoy se abre un tiempo nuevo» de reflexión y diálogo, explica el partido.

Por lo pronto, mientras en las respectivas formaciones inician ese período de análisis en torno a la coalición, el grupo coordinador de Sumar se reunirá este jueves, según informan fuentes de la formación a Europa Press. Es este el encargado de proponer al sustituto de Yolanda Díaz, que será elegido por mayoría simple.

Comentarios
tracking