16 de agosto de 2022

Felipe y la Reina Letizia, junto a Joe y Jill Biden, durante el besamanos previo a la cena a las delegaciones de la OTAN, ofrecido por los Reyes el pasado martes en el Palacio Real de Madrid

Felipe y la Reina Letizia, junto a Joe y Jill Biden, durante el besamanos previo a la cena a las delegaciones de la OTAN, ofrecido por los Reyes el pasado martes en el Palacio Real de Madrid

Capítulo XVI: del 27 de junio al 1 de julio

La Semana Real: los Reyes brillan como anfitriones de los Biden en Madrid

Felipe VI y la Reina Letizia han dedicado gran parte de su semana a recibir y acompañar al presidente y primera dama estadounidense durante su estancia en la capital de España por la Cumbre de la OTAN

Los Reyes se han convertido en los grandes anfitriones de la Cumbre de la OTAN celebrada esta semana en la capital de España. Mientras Felipe VI recibió personalmente al presidente de los EE.UU., Joe Biden, así como al resto de líderes europeos; la Reina Letizia hizo lo propio con la primera dama estadounidense y con los acompañantes de los líderes de la Alianza Atlántica.
La agenda oficial de la Familia Real comenzó con la labor de la Reina Letizia como anfitriona de la primera dama estadounidense, Jill Biden, quien llegó a nuestro país dos días antes de su esposo, con motivo de la celebración de la Cumbre de la OTAN en Madrid.
Doña Letizia mantuvo su primer encuentro con Jill Biden en el Palacio de La Zarzuela de casi una hora en el que mostraron unas primeras muestras de cordialidad en las que ahondando a lo largo de su estancia en nuestro país.

Unidas por causas solidarias

A continuación y a petición expresa de la primera dama, la primera visita oficial fue a la sede de la Asociación Española Contra el Cáncer. Al igual que Doña Letizia, Jill Biden se encuentra muy comprometida en la lucha contra esta enfermedad y de hecho junto al presidente estadounidense constituyeron la asociación Cancer Moonshot, tras la muerte de un hijo de Joe Biden por un tumor cerebral.
Por su parte, el Rey inició la semana recibiendo en Zarzuela al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. Una audiencia clave la del Jefe del Estado español con el Alto Representante para la Política Exterior y vicepresidente de la Unión Europea, al producirse dos días antes del inicio de la Cumbre de la Alianza Atlántica.
Por la tarde, Don Felipe se desplazó hasta la localidad gaditana del Puerto de Santa María para asistir al acto conmemorativo de l250 aniversario de las bodegas Osborne, una de las 100 empresas familiares más antiguas del mundo y una de las cinco bodegas más antiguas de España. Después, el Rey fue recibido con un profundo y multitudinario cariño por los locales cuando visitó el Palacio de Reinoso Mendoza, antigua sede del consistorio del Puerto de Santa María y allí mantuvo un encuentro con la corporación municipal.

Promesa cumplida a Olena Zelenska

Al día siguiente la Reina volvió a brillar junto a la primera dama estadounidense en su visita al Centro de Acogida de Refugiados en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Con esta visita, la segunda de la Reina en lo que va de año a este centro, Jill Biden cumplió con la promesa que hizo a la esposa del presidente Volodímir Zelenski, de velar por la salud mental de los ciudadanos ucranianos.
Y por fin llegó el momento más esperado de la semana. El presidente de los EE.UU., Joe Biden aterrizó pasadas las tres de la tarde en la base aérea militar de Torrejón de Ardoz en Madrid. A los pies del Air Force One aguardó el Rey Felipe VI, acompañado por el ministro de Exteriores, José Manuel Albares y la ministra de Defensa, Margarita Robles.
El mandatario norteamericano bajó del avión y mantuvo una animada conversación durante más de 10 minutos con Don Felipe. Aunque se conocían desde hacía años, este instante se constituyó como el primer encuentro oficial con Biden ya investido como presidente de los EE.UU.
A continuación, el Rey puso rumbo al Recinto Ferial de IFEMA, para intervenir en el Foro Público de la OTAN organizado por el Real Instituto Elcano, en la víspera del inicio de la Cumbre en Madrid. Felipe VI señaló las lecciones aprendidas de la guerra de Ucrania, así como los retos a los que se enfrenta el futuro de la Alianza Atlántica.

Anfitriones en el Palacio Real

Felipe VI regresó al corazón de la capital para recibir de nuevo al presidente de los EE.UU., esta vez en el Palacio Real. Don Felipe y Joe Biden saludaron a las delegaciones estadounidenses y españolas, realizando cada mandatario las oportunas presentaciones.
Tras esta bienvenida, los Reyes recibieron en el mismo Palacio Real a sus invitados para la cena ofrecida a las delegaciones de la OTAN. En el besamanos sucedieron muchas anécdotas, como el fallo de protocolo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien tuvo que corregir Felipe VI para que no se escapara de la fotografía oficial. También fue muy sonada la complicidad con el mandatario francés, Emmanuel Macron y su esposa; así como con Joe y Jill Biden, con quienes intercambiaron bromas y sonrisas.
El miércoles ya en Zarzuela, Don Felipe recibió en audiencia a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Asimismo, mantuvo un encuentro bilateral con el presidente de la República de Corea, Yoon Suk Yeol; así como con el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, después de que, junto a Suecia, Turquía y la OTAN, estos sellaran la noche anterior en Madrid un acuerdo para allanar la entrada de los dos países nórdicos en la organización transatlántica.

La otra cara de la Cumbre atlántica

Por su parte, la Reina continuó con su labor de anfitriona y visitó junto a los acompañantes de los participantes en la Cumbre de la OTAN, el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso en Segovia.
A continuación, Doña Letizia y los acompañantes de los líderes mundiales visitaron la Real Fábrica de Cristales de La Granja y regresaron en AVE a Madrid, donde ya acompañados también por la primera dama francesa acudieron al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, donde se tomaron una fotografía frente al Guernica de Picasso y degustaron una variedad de productos de la gastronomía española en el restaurante del propio museo.
La agenda relacionada con la Cumbre de la OTAN finalizó el jueves, con una audiencia en Zarzuela por parte del Rey Felipe VI al presidente del Comité Militar de la OTAN, el almirante Rob Bauer y otra con el presidente de la República de Lituania, Gitanas Nauséda, país clave por su situación geográfica en el contexto internacional de tensión con Rusia.
La Reina Letizia concluyó su labor como anfitriona de los acompañantes de los líderes internacionales en el Teatro Real de Madrid, donde recorrieron el escenario y los talleres de la que es considerada primera institución de las artes escénicas y musicales en España.
La semana concluyó para el Rey con tres audiencias en el Palacio de La Zarzuela: a la Junta de Gobierno de la Real Academia de Doctores de España, al nuevo presidente de la Junta de Galicia, Alfonso Rueda Valenzuela; y a los participantes del programa de jóvenes líderes iberoamericanos de la Fundación Carolina.
Fue la Reina Sofía quien puso el broche final, presidiendo el concierto extraordinario con ocasión de la Asamblea de Alcaldes y Alcaldesas del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España en la Plaza Mayor de Salamanca.
Comentarios
tracking