01 de julio de 2022

La RU-486 provoca que el recubrimiento del útero se vuelva hostil y contracciones que expulsan al embrión

La RU-486 provoca que el recubrimiento del útero se vuelva hostil y contracciones que expulsan al embriónGtres

Lucha por la vida

Un estudio advierte de las graves consecuencias del aborto farmacológico

Los ingresos hospitalarios se duplican cuando las complicaciones de los abortos químicos se codifican erróneamente como espontáneos o naturales

un estudio de la asociación de abortorios en España (ACAI) afirma que un 14,25 % de las mujeres que se someten a un aborto prefiere hacerlo tomando una pastilla antes que mediante aspiración –también llamado legrado–, método por el que se introduce una cánula en el útero, conectada a un sistema de succión de extrae al feto –destrozado–; y que es el elegido por el otro 85 % restante.
Dejando a un lado las consecuencias psicológicas –conocido como síndrome posaborto– que puede tener para una madre que decide acabar con la vida de su hijo, desde Redmadre advierten que a una interrupción voluntaria del embarazo siempre la acompaña un riesgo para la salud de la madre. En el caso concreto del aborto por succión, entre las complicaciones más frecuentes se encuentran las infecciones, el trauma de cérvix, peritonitis, endometritis, laceración o perforación del útero, entre otras.

Abortar en casa

Por su parte, el conocido como aborto en casa se realiza a través de la administración a la gestante de mifepristona (RU-486), que vuelve hostil el recubrimiento del útero y provoca contracciones que expulsan al embrión. Es el método empleado en las primeras seis semanas del embarazo y uno de los que más peligros entraña, entre las más graves: sepsis (infección en la sangre) y grandes pérdidas de sangre durante un tiempo prolongado que acaban necesitando de un paso por quirófano.
En torno a esta situación, ha elaborado su última investigación el Instituto Charlotte Lozier de Estados Unidos, para la que han analizado 423.000 abortos confirmados y 121.283 visitas posteriores a urgencias dentro de los 30 días posteriores en mujeres mayores de 13 años.

El encubrimiento de la industria

Publicada en Sage Jorunals con el título Un análisis exploratorio post hoc: las complicaciones del aborto inducido por error en la sala de emergencias son un factor de riesgo de hospitalización; el estudio ha constatado que más del 60 % de las visitas a urgencias relacionadas con abortos químicos fueron erróneamente categorizadas como abortos espontáneos o naturales en el año 2015, según los últimos datos de Medicaid.
Uno de los autores de la investigación, el doctor James Studnicki, afirma que esto es consecuencia de un encubrimiento por parte de la industria del aborto: «Al animar a las mujeres a ocultar información importante a sus médicos y recomendar que los médicos a favor del aborto informen erróneamente estas complicaciones, tanto la salud de las mujeres como nuestra comprensión de los riesgos de la píldora abortiva están en peligro».

Más hospitalización y más cirugías

Cuando una mujer ha abortado farmacológicamente recibe un tratamiento como si la pérdida hubiese sido natural aumentan los riesgos: el 86 % de ellas necesitó cirugía por retener restos de la concepción y promedian más de tres admisiones hospitalarias durante 30 días, índice un 78 % más alto que en aquellas mujeres cuyo aborto fue bien codificado.
Estos datos advierten del peligro de ocultar al médico que el aborto no sea natural, sino inducido farmacológico; «Los datos son claros. No decirle a su médico que ha tomado la píldora abortiva aumenta sus riesgos para la salud», exhorta la ginecóloga Ingrid Skop, directora de asuntos médicos del Instituto Charlotte Lozier.

Temas

Comentarios
tracking