06 de octubre de 2022

El Rey Carlos III y el Príncipe Andrés, en el cortejo fúnebre

El Rey Carlos III y el Príncipe Andrés, en el cortejo fúnebreGTRES

El complot del Príncipe Andrés y Lady Di para que Carlos III no reinase

La escritora Angela Levin ha sacado a la luz algunos trapos sucios de la Familia Real británica

Desde el fallecimiento de Isabel II el pasado 8 de septiembre, no han parado de salir a la luz curiosidades, secretos y algunos aspectos íntimos de la Familia Real británica. Tras conocerse las manías más raras de Carlos III, ahora un nuevo libro sobre las relaciones de la nueva Reina Consorte con Palacio ha puesto en jaque al príncipe Andrés. Bajo el título Camilla, from outcast to Queen Consort, Angela Levin ha relatado algunos trapos sucios de la monarquía, como la presunta conspiración del hijo de Isabel II para que su hermano Carlos no reinase jamás.
Tal y como ha contado la autora de esta biografía de Camilla de Cornualles, el príncipe Andrés «presionó» a Isabel II con el objetivo de apartar a Carlos III de la Corona. El plan del hijo de la monarca era que Guillermo pasase a ser el primero en la línea de sucesión, quedándose él como regente y apartando a Carlos del trono para siempre debido a su polémica relación con la ahora Reina Consorte y su comentado divorcio de Lady Di. Pero no todo queda ahí, pues como relata Angela Levin, el duque de York se habría aliado con la princesa de Gales para llevar a cabo su plan: «Cuando Diana estaba viva, a través de su amistad con la esposa de Andrés, Sarah, conspiró con él para tratar de hacer a un lado al príncipe Carlos para que el príncipe Andrés pudiera convertirse en regente del príncipe Guillermo, que entonces era un adolescente».
Britain´s King Charles III, Princess Anne, Prince Andrew and Prince Edward during State Funeral of Queen Elizabeth II on September 19, 2022 in London, England.

Carlos III, la Princesa Ana, el Príncipe Andrés y el Príncipe EduardoGTRES

Una conspiración que ocurrió cuando ‘la princesa del pueblo’ todavía vivía, su hijo Guillermo era un adolescente y el príncipe Andrés no había perdido para siempre su títulos reales por salir relacionado con el polémico caso Epstein. Tal fue su insistencia en el asunto que, según la autora, el mal comportamiento del duque de York hizo que, por primera vez, este no se saliera con la suya. Además, la biografía narra cómo el hijo de Isabel II nunca aceptó a Camilla en la familia e, incluso, trató de convencer a su madre «para que impidiera que Carlos se casara con Camilla, siendo bastante venenoso, malo, inútil y muy desagradable con ella».
Fue precisamente este segundo matrimonio del príncipe Carlos el que llevó a su hermano a trazar la conspiración contra él, pues, siendo el ojito derecho de la Reina, trató de convencerla de que esta nueva relación no era propia de un miembro real y que la ahora Reina Consorte no era una persona de fiar. Y es que, no es ningún secreto que el duque de York siempre ha mantenido una relación complicada con su hermano mayor, por lo que no sería de extrañar que sus maléficos planes sobre el trono británico fuesen realidad. Tan malo es su vínculo de hermandad, que según la prensa británica, fue Carlos II con ayuda de Guillermo quienes influyeron en la decisión de la Reina Isabel de despojar al príncipe Andrés de sus títulos y rangos militares tras el escándalo del caso Epstein y al salir a la luz una demanda por abuso sexual de Virgina Giuffre. Sea como fuere, la realidad es que el duque de York no consiguió salirse con la suya y ahora, tras decir un último adiós a la soberana más longeva de la historia, ha tenido que ser partícipe de la coronación de Carlos III como Rey y de su mujer, Camilla de Cornualles, como Reina Consorte -muy a su pesar-.
Comentarios
tracking