25 de octubre de 2021

Maquetación de El Debate

Maquetación de El DebateArchivo ACdP

La historia de El Debate

La maquetación de El Debate

En sus inicios el diario tuvo una clara influencia británica, con formatos al estilo sábana

Los dos rotativos madrileños que nacieron en la segunda mitad del siglo XX, El Sol y El Debate, tuvieron una clara influencia británica, con formatos al estilo sábana. Ambos se inspiraron tanto en los tipos como en la forma en el periodismo británico, pero tras la llegada de Ángel Herrera Oria se suprimió en El Debate todo ese aspecto para otorgar un aire más serio al diario. Se dejó atrás la maqueta horizontal de seis columnas y se eliminó la idea de que cada una de ellas tuviera un principio y un final, sin enlazar unas con otras. Así, los textos podían ser más largos sin generar un gran esfuerzo al maquetador.
En cuanto al contenido, El Debate se organizó en dos grandes secciones: Información y Editorial. La primera se dividía a su vez en tres ramas: Madrid, Extranjero y Provincias, mientras que la segunda comprendía el consejo de redacción, los cronistas fijos y los colaboradores. La línea editorial, dirigida a «combatir los errores del liberalismo» como decía Herrera Oria, llevaba incluso en ocasiones a alargar las faldas de las mujeres que aparecían en periódicos extranjeros antes de reproducirlos.