27 de mayo de 2022

Uniforme del Ejército de Liberación de Kosovo

Uniforme e insignia del Ejército de Liberación de Kosovo

La Gran Albania, la ideología que ensangrentó los Balcanes

El caos político y social en Albania, así como las ideas panalbanesas, tuvieron mucho que ver en el auge del UÇK y en las actividades de este grupo en Serbia y Macedonia

A finales de los 90, tras las brutales guerras balcánicas, en Serbia fue tomando cuerpo un grupo armado albanés en Kosovo que desde principios de aquella década llevaban hostigando a Belgrado. Aunque no será hasta 1998 cuando en las regiones de Kosovo ese grupo armado, el UÇK, tenga la capacidad de lanzar una guerra contra las fuerzas militares serbias. Pero lo cierto es que, Belgrado sufrió y no prestó especial atención a esta milicia debido al contexto militar en Croacia o Bosnia.
Estos temores se confirmaron con la insurgencia albanokosovar desde 1995 hasta 1998, periodo en el que fueron tomando control de los pueblos albanokosovares y expulsando a la población serbia del territorio.
En 1998, el UÇK se lanzó a una guerra abierta contra Serbia apoyados por Albania, por los políticos y ciertos elementos de los servicios secretos que querían llevar a cabo la idea de «la Gran Albania», sobre todo, tras la crisis albanesa de 1997 que valdría para un análisis detallado y aparte porque es una de las causas del aumento de la conflictividad en Kosovo. Pero volvamos al tema. Esta ideología tenía varios matices: mientras unos querían una gran Albania unificada en términos etnicopolíticos, otros se conformaban con el establecimiento de estados satélite que estuvieran en el gobierno de Tirana, su hermano mayor, eje geopolítico e identitario y su estrecho aliado.
En este contexto, el UÇK estaba guiado por Hashim Thaçi, Ramush Haradinaj y otros cuestionados líderes acusados de crímenes de guerra, hecho por el cual Haradinaj fue detenido en Eslovenia en 2015, en Francia en 2017 provocando su dimensión en 2019, pero sin abandonar la política. Por el contrario, Thaçi dejó la Presidencia en 2020 sospechoso de haber cometido crímenes de guerra y de estar vinculado a la mafia. Sin embargo, a pesar del apoyo del Gobierno albanés, el gran espaldarazo a las ansias independentistas vino de la OTAN que atacó a Serbia y estableció un protectorado en la región a través de misiones internacionales como la KFOR de la OTAN, el Tribunal Especial para Kosovo (TEK) de la UE a través de los informes de la EULEX y la United Nations Interim Administration Mission in Kosovo (UNMIK) de la ONU activa de iure, pero no de facto ya que en 2008 proclamaron la independencia.
Soldados de la KFOR de las Fuerzas Terrestres Turcas en entrenamiento antidisturbios

Soldados de la KFOR de las Fuerzas Terrestres Turcas en entrenamiento antidisturbios

Pero este sería el primer y único éxito del UÇK en sus aspiraciones panalbanesas e independentistas ya que, en paralelo a Kosovo y con vinculaciones internacionales que acabaron por situarles en el espectro de Al Qaeda sospechándose que el hermano de Ayman Al Zawahiri, el número dos de Al Qaeda hasta el asesinato de Osama Bin Laden, era el jefe de operaciones del grupo terrorista en los Balcanes.
Una vez terminada la guerra de Kosovo el 10 de junio de 1999, dos días después, el 12 de junio se inició la insurgencia albanokosovar en el valle del Presevo en Serbia, una zona desmilitarizada que servía de colchón a la ONU entre la administración de la UNMIK y el Estado serbio.
La insurgencia llamada UÇPMB era un brazo nacido de la matriz del UÇK. El objetivo era el mismo: desplazar a los serbios, establecer territorios albaneses y anexionarlos a Kosovo en la zona citada que formaba parte de la «Ground Safety Zone». Sin embargo, Serbia respondió a este ataque, pues temía que una guerra a largo plazo hiciera que la ONU expandiera la administración del territorio kosovar, que algunos en Belgrado ya daban por perdido debido a la ingente presencia internacional, por lo que el conflicto debía ser abortado con la mayor celeridad posible para no perder más territorio.
La victoria serbia en la zona hizo que el UÇPMB fue expulsado de estas latitudes, pero este conflicto que duró del 12 de junio de 1999 hasta el 1 de junio de 2001 se solapó con otro en la frontera sur: el conflicto de Macedonia, una consecuencia directa de las aspiraciones albanesas en Kosovo y Presevo.
Un destacamento de la Unidad de Policía Especial de Macedonia para Intervenciones Rápidas cerca de Kumanovo, 2001

Un destacamento de la Unidad de Policía Especial de Macedonia para Intervenciones Rápidas cerca de Kumanovo, 2001

A finales del 2000, en un contexto de caos y debilidad tras los sucesos de 1997 y, con un UÇK y sus sucursales descontrolados militarmente, la escalada de tensión hacía prever lo peor. De hecho, en 2001 apareció un UÇÇ en Grecia para liberar a la población albanesa de Grecia, aunque el grupo apenas tuvo recorrido en el tiempo.
El UÇM, la versión macedonia del UÇK se infiltró desde las regiones del norte dentro del contexto de la inestabilidad de Kosovo y la guerra en Presevo. El objetivo de los milicianos era repetir la ecuación kosovar: tomar pueblos albaneses y expulsar población macedonia para defender sus derechos dentro de un estado centralizado que les oprimía.
Estas actuaciones no fueron respaldadas por los partidos albaneses de Macedonia, sin embargo las emboscadas del UÇKM contra soldados macedonios, que culminó en el asesinato de ocho militares del país, encendieron los ánimos y la guerra comenzó el 22 de enero acabando el 12 de noviembre de 2001. En ese periodo se vandalizaron mezquitas, iglesias y monasterios hasta que se firmó la paz de Ohrid y los albaneses depusieron las armas a cambio de que se reconociera el idioma albanés como cooficial y se descentralizara el estado para que los albaneses tuvieran cotas de autogobierno dentro del país así como que se redujera las trabas a los albaneses en la administración, política y ejército, logrando integrarse.
El caos político y social en Albania así como las ideas panalbanesas tuvieron mucho que ver en el auge del UÇK y en las actividades de este grupo en Serbia y Macedonia ya que al final acabó uniéndose la idea identitaria y étnica de la Gran Albania con los separatismos regionales que sólo tuvieron éxito en Kosovo. Esta primera victoria fue lo que insufló ánimos para seguir desestabilizando el territorio hasta que fueron derrotados. Las diferentes ramas del UÇK se disolvieron: el UÇPMB desapareció, el UÇM se integró en la política macedonia y el UÇK fue la base del sistema político y de seguridad de Kosovo.
Comentarios
tracking