25 de junio de 2022

Dibujo en que se puede leer: «Y, después de todo, las islas Filipinas son solo un trampolín a China»

Dibujo en que se puede leer: «Y, después de todo, las islas Filipinas son solo un trampolín a China»

Hace 100 años en El Debate

24 de junio de 1922: Filipinas quiere ser independiente

Tras la guerra hispano-estadounidense de 1898, Filipinas quedó bajo el control de los Estados Unidos

Bajo el titular «Filipinas quiere ser independiente», El Debate informaba de que una delegación filipina había presentado al presidente estadounidense Harding una petición «en el sentido de que sea concedida inmediatamente la independencia a las Islas Filipinas».
Por su parte, el mandatario americano contestaba que, por el momento, «era imposible acceder a esta demanda», pero que «estudiaría el asunto para dar una respuesta más favorable a esta petición, más adelante». Tras la guerra hispano-estadounidense de 1898, Filipinas quedó bajo el control de los Estados Unidos, pero desde la derrota de Emilio Aguinaldo (jefe del movimiento nacionalista) surge un movimiento de resistencia civil que cada vez se va haciendo más fuerte, lo que provoca una tenaz tendencia antiestadounidense. En 1934, por decisión de Franklin D. Roosevelt, Filipinas pasó de colonia a dominio, eligiéndose una Asamblea Nacional y a Manuel Quezón como presidente. A pesar de esta aparente autonomía, Estados Unidos continúo controlando las relaciones exteriores y la defensa del archipiélago, así como la economía del país.
Filipinas se tuvo que enfrentarse a una invasión más. Esta vez por los japoneses, en el contexto de la guerra del Pacífico. Una ocupación que duro un año, pero que destrozó por completo la capital y se llevó la vida de miles de civiles. En 1944 comenzaba la reconquista estadounidense de las islas y terminó en 1945 bajo el mando de Mac Arthur.
Un año después fue elegido presidente Manuel Acuña Rojas y el 4 de julio de 1946 se proclamaba la deseada independencia del archipiélago filipino.
Comentarios
tracking