07 de octubre de 2022

Un soldado maliense

Un soldado malienseGTRES

Tres ataques en Mali dejan 17 militares, tres civiles y 48 yihadistas muertos

El más importante se produjo en Sokolo, 400 kilómetros al norte de Bamako, junto a la frontera con Mauritania

Un total de 17 militares, tres civiles y 48 presuntos terroristas murieron este miércoles en varios ataques perpetrados en las localidades malienses de Sevaré, Sokolo y Kalumba, informó el Ministerio de Defensa maliense en un comunicado.
Según explica la nota, el más importante se produjo en Sokolo, 400 kilómetros al norte de Bamako, junto a la frontera con Mauritania, donde los militares actuaron contra supuestos miembros de la «katiba» (milicia) Macina, a la que se atribuye el ataque el pasado viernes a un cuartel cercano a Bamako donde vive el jefe de la junta militar que gobierna el país.
En los enfrentamientos murieron seis militares malienses y otros 25 resultaron heridos (cinco graves), y fallecieron otros 48 presuntos yihadistas. Fueron destruidos tres vehículos tipo ranchera, otros dos fueron decomisados, así como varias motocicletas, municiones y armas, entre ellas morteros.
En la cercana Kalumba, dentro de la región de Nara, el Ministerio de Defensa informa de que se produjo otro ataque terrorista, con un saldo de 12 militares y 3 civiles muertos, estos últimos de una empresa de construcción de carreteras.
Añade que aún continúa la búsqueda de los terroristas en los alrededores y que se han atacado algunas bases logísticas de los atacantes mediante medios aéreos.
En la región de Mopti, sobre la una de la mañana se produjeron tentativas de entrada de presuntos terroristas en dos bases militares, una de ellas el campo Hamadoun Bocary Barry y la otra una base del Ejército del Aire en Sevaré (600 kilómetros al este de Bamako).
Mali padece una gran inseguridad, principalmente en el centro y norte de su territorio con numerosos ataques terroristas. De confirmarse que el de hoy es efectivamente yihadista, sería el primer gran ataque en años en producirse tan cerca de la capital de país.
La nación está gobernada por una junta militar después de dos golpes de Estado liderados por el coronel Assimi Goita, que se negó a convocar elecciones el pasado febrero, como prometió, y ofreció a principios de este mes celebrarlas en febrero de 2024.
Comentarios
tracking