01 de diciembre de 2022

Nancy Pelosi, presidenta del Congreso de Estados Unidos

Nancy Pelosi, presidenta del Congreso de Estados UnidosAFP

Nancy Pelosi anuncia su gira diplomática por Asia, sin atreverse a mencionar Taiwán

La presidenta del Congreso de Estados Unidos evitará pisar Taipei, para no desafiar a China

La posible visita de Nancy Pelosi, presidenta del Congreso de Estados Unidos, a la capital de Taiwán, suscitó amenazas por parte del presidente chino Xi Jinping, y un malestar preocupante entre Washington y Pekín. Pelosi barajaba viajar a esta pequeña isla del pacífico, en un acto diplomático que provocaría a China, país que no reconoce la soberanía de Taiwán.
Finalmente, parece que la estadounidense, tercera figura política más importante del país, no se atreverá a pisar Taipéi. O al menos, no lo ha confirmado; anunció que iniciaría su gira diplomática por Asia, y mencionó que pasaría por Singapur, Malasia, Corea del Sur, y Japón, pero no dijo nada de Taiwán.
«La presidenta del Congreso Nancy Pelosi liderará una delegación en la región del indo-pacifico, incluyendo visitas a Singapur, Malasia, Corea del Sur, y Japón. El viaje se centrará en la seguridad mutua, las alianzas económicas, y el gobierno democrático en la región», informó su equipo, a través de un comunicado de prensa.
El Partido Comunista chino, que considera a Taiwán como una provincia más de su territorio, y podría inspirarse en la invasión de Rusia a Ucrania para recuperar lo que percibe como suyo, ya advirtió de «graves consecuencias» si Estados Unidos mandaba a Pelosi a Taipéi.
La semana pasada, frente a la noticia del posible viaje, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Exteriores, advirtió de que su país «tomaría medidas firmes y resolutivas», y Estados Unidos sería «responsable de todas las graves consecuencias».
Según insinuó un portavoz del Ministerio de Defensa china, podría incluso haber una respuesta militar. «Si EE.UU. insiste en seguir adelante, el ejército chino no se quedará de brazos cruzados, y tomará duras medidas para truncar cualquier interferencia externa en las iniciativas separatistas de Taiwán», avisó el Coronel Tan Kefei.
Tras una inusitada llamada telefónica entre el presidente Joe Biden y su homólogo chino Xi Jinping, el hipotético viaje se volvió aún más polémico: ¿debía atreverse Pelosi a pisar Taiwán, y desafiar a una China que no descarta la intervención militar en el territorio? ¿O era más sabio, y prudente, evitar este país con el que Estados Unidos no tiene alianzas diplomáticas formales?
Finalmente, parece que se optó por lo segundo. «Hoy, nuestra delegación viajará al indo pacífico para reafirmar el fuerte e indiscutible compromiso de Estados Unidos con nuestros aliados y amigos de la región», afirmó el comunicado en nombre de Nancy Pelosi.

Temas

Comentarios
tracking