Fundado en 1910

24 de junio de 2024

Los jueces de la Corte Internacional de Justicia ordenaron a Israel el cese de las hostilidades en Gaza

Los jueces de la Corte Internacional de Justicia ordenaron a Israel el cese de las hostilidades en GazaAFP

¿Qué implica la orden de la Corte Internacional de Justicia sobre Gaza y qué ocurre si Israel la incumple?

La sentencia de la CIJ que obliga a Israel a poner fin a la guerra en Gaza es vinculante, pero no tiene herramientas para obligar a Israel a cumplirlo

Las reacciones de los principales interpelados por el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) donde se exige a Israel que ponga fin a su operación militar en Rafah, al sur de la franja de Gaza, no se ha hecho esperar.

El grupo terrorista Hamás, con su habitual cinismo, dio la bienvenida en declaraciones a la BBC «a la decisión de la Corte Internacional de Justicia donde se exige a la brutal entidad sionista detenga su agresión contra nuestro pueblo en la ciudad de Rafah».

Ni una palabra de la agresión de sus terroristas contra el pueblo israelí en los ataques del 7 de octubre, donde mataron a 1.200 personas. Tampoco ninguna palabra sobre los rehenes secuestrados ese día que aún están en su poder.

La respuesta de Israel llegó en forma de intensificación de sus ataques contra objetivos de Hamás en Rafah.

El ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben-Gvir, tildó el fallo de la CIJ de «irrelevante» y «antisemita» y apuntó a una única respuesta: «la ocupación de Rafah, el aumento de la presión militar y la destrucción total de Hamás».

El fallo exige a Israel detener la operación militar en Rafah, abrir el paso fronterizo de Rafah que comunica Gaza con Egipto, permitir el acceso de ayuda humanitaria a gran escala, permitir una investigación de la ONU en la franja e informar periódicamente sobre el cumplimiento del fallo.

Sudáfrica, principal impulsora del recurso al CIJ, expresó su satisfacción por la orden de la Corte con sede en La Haya. «Es un conjunto de medidas urgentes muy fuerte, en términos de redacción. Un llamamiento muy claro al cese de hostilidades», expresó la ministra sudafricana de Exteriores, Naledi Pandor a la emisora pública SABC.

Sin embargo, ¿qué implica realmente el fallo contra Israel de la Corte Internacional de Justicia?

Lo primero que se ha de saber es que la orden emitida por la Corte Internacional de Justicia es vinculante y de obligado cumplimiento. Sin embargo, la Corte carece de instrumentos y mecanismos para hacer cumplir su sentencia.

No obstante, supone un duro golpe al argumentario de Israel para sostener la guerra de manera indefinida y podría erosionar aún más el apoyo de sus socios occidentales.

De momento, Israel ya ha afirmado que no tiene intención de cumplir el fallo e insistió en su objetivo de derrotar a Hamás.

Con sede en la ciudad neerlandesa de La Haya, la Corte Internacional de Justicia es un tribunal de la ONU creado tras la Segunda Guerra Mundial para mediar en contenciosos entre Estados e interpretar la legislación en materia de derecho internacional humanitario.

Quedan excluidas de su jurisdicción cuestiones relacionadas con crímenes de guerra o genocidio, que son competencia de la Corte Penal Internacional (CPI), también con sede en La Haya.

Según la causa presentada por Sudáfrica ante la CIJ, tanto las acciones como las omisiones, y declaraciones de altos funcionarios israelíes, «son de carácter genocida porque tienen como objetivo provocar la destrucción de una parte sustancial de un grupo nacional, racial y étnico, el palestino».

El fallo emitido por la CIJ, sin embargo, no señala que Israel esté cometiendo genocidio, sino, que se limita a exigir el fin de las hostilidades en Gaza. El tema del genocidio, de hecho, quedará para un estudio más detallado, y tendrá un recorrido más complejo que el de la exigencia de fin de las hostilidades.

Comentarios
tracking