28 de mayo de 2022

El astrolabioBieito Rubido

Gobierno enfermo, periodismo herido

Que un gobierno solo responda a preguntas de sus medios afines y margine a los demás me parece una herida mortal del sistema democrático

Es probable que a muchos lectores de El Debate y seguidores de otros medios les pueda parecer un tanto exagerada la reacción que algunos periodistas hemos tenido ante la discriminación manifiesta que la Moncloa ha hecho con todos aquellos que mantienen una actitud crítica con el gobierno social-comunista. Gajes del oficio, pensarán algunos. Otros mirarán a su alrededor, con casi seis millones de españoles instalados en la precariedad, la luz disparada, con los costes más altos de la historia; la inflación haciéndonos un poco más pobres; tres millones de parados, una deuda de un 125 % sobre el PIB, la pandemia revolucionándolo todo… y unos periodistas –yo, entre ellos– enfadados porque no fueron convocados sus medios a una explicación del Gobierno sobre el reparto –de momento oscurantista y arbitrario– de los fondos europeos. Pues fíjense, el catálogo de desastres es tal que, seguramente, relativizando las cosas, creo que esto de que un gobierno solo responda a preguntas de sus medios afines y margine a los demás me parece una herida mortal del sistema democrático. Eso solo lo hace el madurismo en Venezuela, pero en Europa no es homologable. Al final, una coyuntura económica se puede superar, con mayor o menor dolor, pero se puede pasar página. Sin embargo, los atentados a los fundamentos de la democracia son mortales de necesidad. Los medios tenemos la obligación moral de actuar de conciencia crítica del poder y de ello nos examinan todos los días nuestros lectores. Nosotros tenemos a gala tener la cabecera de El Debate, que supone que admitimos desde un principio que otras personas piensan distinto a nosotros, y estamos dispuestos a escucharlas. Eso es la libertad de expresión y no otra cosa. Supongo que en la Moncloa la teoría, como todos, la conocen bien, pero hace mucho tiempo que ya no la practican, y se les nota.
Comentarios
tracking