01 de julio de 2022

Obispos

Visita ad limina

Los obispos españoles con el Papa: «Salimos fortalecidos para una mejor evangelización»

El encuentro con el Papa Francisco a lo largo de esta semana ha tenido como objetivo por parte del Santo Padre conocer la realidad diocesana de cinco de nuestras provincias eclesiásticas y el trabajo sinodal

Los 24 obispos de las provincias eclesiásticas de Santiago de Compostela, Oviedo, Burgos, Pamplona y Tudela y Zaragoza, que conforman el primer grupo de la visita ad limina apostolorum a Roma, han compartido en redes sociales y desde los canales oficiales de la Conferencia Episcopal Española su encuentro con el Papa Francisco. «Ha sido un acontecimiento inolvidable para nosotros», decía el obispo de Teruel, José Antonio Satué, en unas declaraciones recogidas por la revista Ecclesia
Según señalaba el nuevo obispo turolense,  el encuentro con  los obispos aragoneses se ha prolongado por espacio de dos horas y media, «en un clima de confianza, de fraternidad y libertad que el Papa ha creado».  Por su parte, el arzobispo de Zaragoza, monseñor Escribano, ha indicado que Francisco se ha mostrado «como siempre», con una actitud de «padre cercano, con una gran capacidad de comprender a nuestra gente, lo que da una ilusión muy grande». El prelado de la archidiócesis ha mostrado su satisfacción por el tiempo de conversación «distendida y amable» con el Pontífice, en lo que ha sido un encuentro «fraterno y afectuoso» que da fuerza «para seguir trabajando en pos de una mejor evangelización en nuestra tierra de Aragón», señalando, en última instancia, que salen «fortalecidos con los ánimos del Papa», quien habría pedido su «cariño, cercanía y bendición» para todos aquellos que viven su fe.

¿En qué consiste la visita ad limina?

Es el encuentro que todos los obispos católicos deben hacer, cada cinco años, en Roma. Comprende la peregrinación a las tumbas de los apóstoles Pedro y Pablo como expresión de comunión eclesial y el encuentro con el Papa como sucesor de San Pedro. Incluye también informar sobre la situación de la Iglesia en la diócesis que cada obispo tiene encomendada.

El Santo Padre se había visto obligado a suspender estas visitas a causa de la situación provocada por la pandemia de la COVID-19. Este mes de septiembre ha vuelto a retomar sus encuentros con los obispos de todo el mundo.

La secularización en España y Europa

Manuel Sánchez Monge, obispo de Santander, ha explicado, tal y como recoge Ecclesia, que el encuentro ha sido «distendido», donde se ha hablado «de los jóvenes ,de los sacerdotes, de los religiosos, de la situación en España y Europa, del tema de la secularización y de cómo la Iglesia tiene que transmitir el mensaje cristiano con alegría y entusiasmo».
Por su parte, el recién nombrado obispo de Orihuela-Alicante, José Ignacio Munilla, ha compartido un tuit donde se le puede ver con el Santo Padre, donde transmitía su bendición a todos los oyentes de su programa radiofónico Sexto Continente, además del cariño del Papa a todos los feligreses de San Sebastián, su anterior diócesis, y de su nuevo destino.  
Por su parte, desde la diócesis de Mondoñedo-Ferrol, su obispo, Fernando García Cadiñanos, ha expresado que el Papa les ha animado a hacer presente el Evangelio de Jesús. «Un momento de gozo para reformarnos en la fe, con una palabra de ánimo en este Adviento». Un tiempo para compartir «la realidad que el Santo Padre conoce tan bien».
Tras el periodo navideño, del 10 al 15 de enero, será turno de las provincias eclesiásticas de Tarragona, Barcelona y Valencia. Dos días después, del 17 al 22 de enero, visitarán al Papa Francisco las provincias de Granada, Sevilla y Mérida-Badajoz para terminar, del 24 al 29 de enero, con Toledo, Madrid, Valladolid y el arzobispado Castrense.
Comentarios
tracking