29 de junio de 2022

El cardenal Omella ha comparecido ante los medios de comunicación para explicar este paso histórico

El cardenal Omella ha comparecido ante los medios de comunicación para explicar este paso históricoEFE

Omella, sobre la auditoría independiente para tratar los abusos: «Queremos que se investigue hasta el final»

El bufete Cremades & Calvo Sotelo y la Conferencia Episcopal, encabezada por su presidente, han firmado un acuerdo para auditar de forma independiente los abusos sexuales perpetrados en el seno de la Iglesia

Esta mañana ha tenido lugar en el despacho de Cremades & Calvo Sotelo, ubicado en el centro de Madrid, una rueda de prensa para detallar algunos aspectos relativos al acuerdo contraído entre la Iglesia española y la firma legal para auditar los informes, investigaciones y casos de abusos a menores perpetrados en el seno de las instituciones eclesiales.
Con este paso, la Iglesia española sigue la estela de Alemania y Francia –aunque con metodologías diferentes a esta última–, encargando a un agente externo todo el trabajo para rendir cuentas con la sociedad.
Ante una nutrida representación de medios nacionales e internacionales, el abogado Javier Cremades ha reconocido que es, en los 25 años de la firma, «el encargo más complejo que ha tenido». Durante un plazo máximo de doce meses se llevarán a cabo los trabajos que, de forma complementaria a las investigaciones ya reportadas por parte de las Fiscalías autonómicas y de las oficinas de atención a las víctimas de abusos de las diócesis españolas, espera esclarecer y reparar a las víctimas, además de brindar un servicio a disposición «de toda la sociedad», señalaba el propio Cremades.
El cardenal Omella ha comparecido ante los medios de comunicación para explicar este paso histórico

Omella ha comparecido ante los medios de comunicación para explicar este paso históricoEFE

Colaboración con el Gobierno

Del mismo modo, ha querido destacar que la firma profesional no presentará minuta alguna, limitándose a repercutir los gastos. Respecto a la investigación y en los términos en los que se va a llevar a cabo, Cremades destacó que la idea es colaborar con el Gobierno en todo el proceso. «Lo primero que hice fue ponerme en contacto con Ángel Gabilondo. Sea cual sea el modelo que los poderes públicos establezcan, el trabajo que vamos a hacer va a estar en coordinación, esto no es una alternativa sino un complemento a lo que ellos tienen que hacer, pero de una manera profesional, organizada, certificada de manera que nadie pueda tener dudas de que pueda ser una manipulación», ha subrayado Cremades
Por su parte, el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española, ha comenzado, como en anteriores intervenciones, pidiendo «perdón por los abusos, por las víctimas que lo han padecido y padecen». «Nos duelen todos los casos en nuestras institución; queremos que se investigue hasta el final», reconocía Omella al comienzo de su intervención.
El cardenal ha vuelto a subrayar que «detrás de cada cifra, hay un rostro, una historia»

El cardenal ha vuelto a subrayar que «detrás de cada cifra, hay un rostro, una historia»EFE

«Transparencia total»

Omella ha remarcado la importancia de este proceso, esperando que se lleve con una «transparencia total e independencia», como entidad obligada a «reparar a las víctimas, ayudar a las autoridades y ver todo aquello que se pueda mejorar» con el fin de que esta «lacra», que en los últimos años, en «comunión con el Vaticano», se está enfrentando.
Cremades, por otro lado, ha informado que el proceso de investigación no solamente incluirá a las diócesis sino también a los institutos y congregaciones religiosas de los distintos territorios eclesiásticos. El presidente de la firma internacional, que ya ha litigado en casos de la envergadura de Abengoa, Pescanova, Bankia o el caso Madoff, ha insistido que con este encargo por parta de la Iglesia española «hay un interés genuino por la verdad, por sanar una herida que hay en la sociedad, y para ello lo vamos a investigar de una forma inclusiva, innovadora y emprendedora».
Antes de concluir, el cardenal Omella ha querido recordar que este «no es un paso en falso más», recordando que «detrás de cada cifra, hay un rostro con una historia». «Es la persona lo que cuenta», ha dicho poco antes de despedirse.
Comentarios
tracking