Fundado en 1910

25 de julio de 2024

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione BelarraEuropa Press

Belarra alerta del «riesgo» de que los derechos de la infancia se conviertan en una «limosna» con PP y Vox

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha confesado que en esta legislatura se le ha quedado «una espinita clavada»: la ley de familias

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha alertado del riesgo de que los derechos sociales y los derechos de la infancia se conviertan en una «limosna» con un gobierno de PP y Vox como el que se ha formado en la Comunidad Valenciana.

«Estos días estamos escuchando ese acuerdo de Gobierno para la Comunidad Valenciana y no me sorprende que la ultraderecha pida eso que llaman Asuntos Sociales, nosotras llevamos toda la legislatura tratando de construir derechos, no queremos limosnas para nuestros niños, los derechos sociales no son asuntos, no son algo de segunda categoría», ha advertido Belarra.

Así se ha pronunciado la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, este miércoles, durante la presentación de la Estrategia Estatal de Derechos de la Infancia y la Adolescencia, en Madrid.

Según ha precisado Belarra, los niños, niñas y adolescentes «no son objeto de nadie, no son propiedad de nadie, tampoco de sus padres y madres» sino «personas con mayúsculas» y, por ello, ha defendido que «tienen que tener todos sus derechos garantizados». Belarra ha animado a afirmarlo «con toda valentía y fortaleza».

Por otro lado, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha confesado que en esta legislatura se le ha quedado «una espinita clavada»: la ley de familias, que ha quedado varada debido a la disolución de las Cortes tras el adelanto electoral.

«Una espinita que se me queda clavada en esta legislatura es la ley de familias, que era imprescindible para dar apoyo a todas las familias de nuestro país», ha lamentado Belarra.

No obstante, ha defendido que han «hecho mucho» en estos casi cuatro años y ha citado, entre otras, la ley de protección a la infancia frente a la violencia, el escudo social ante la pandemia y las consecuencias de la guerra en Ucrania, la ley de vivienda o el plan de garantía infantil europea.

Sobre la Estrategia de Derechos de la Infancia que se ha presentado este miércoles, la ministra ha asegurado que esta hoja de ruta dibuja de forma «muy concreta» un «horizonte» de país en el que los menores «vivan vidas libres de violencia».

En concreto, Belarra ha precisado que quiere «soñar» con un país «en el que Internet y las redes sociales sean lugares seguros», en el que «ningún niño tenga que crecer en un centro», en el que el sistema público de salud cuente con «suficientes psicólogos y psiquiatras infantiles» y en el que «se apoye a las familias».

Entre las metas que se marca España con la Estrategia de Infancia, Belarra ha destacado, entre otras, que en 2025 no se produzca «ningún desahucio sin alternativa habitacional de ningún niño», que en 2030 ningún niño menor de 6 años viva en un centro o reducir a la mitad la brecha de acceso a Internet.

«Estos desafíos son una emergencia», ha remarcado, defendiendo la importancia de «los recursos públicos» para que todas las familias puedan superar las distintas situaciones de vulnerabilidad.

Temas

Comentarios
tracking