28 de junio de 2022

Los códigos de categoría permiten acceder al catálogo más desglosado

Los códigos de categoría permiten acceder al catálogo más desglosadoJS

Libertad de expresión

Netflix cambia el guion y abre la puerta a los empleados descontentos con su contenido

La empresa modifica su memorando de cultura empresarial con mención especial la libertad de expresión

Los malos resultados financieros de Netflix han llevado a la empresa a hacer algunos cambios en el memorando de empresa que sirve de declaración de intenciones a su trabajo. El documento no recibía cambios desde 2017, pero ahora se han visto obligados a dar un giro.
La primera medida que se pide a los empleados es que contengan el gasto. Al parecer, los 200.000 suscriptores que han perdido y la bajada del precio de la acción hasta un 37 %, podría desatar una ola de despidos o de rebajas salariales que ya han obligado a la empresa a prevenir a sus empleados.

Libertad de expresión

Pero la parte más importante de las modificaciones del memorando de cultura empresarial llega en el punto donde comenta la libertad de expresión. Netflix ha dejado claro a sus trabajadores que no piensa censurar ni vetar contenido, aunque se considere ofensivo.
Se podría pensar que Netflix quiere frenar las críticas a series como El embarazo de Kentaro que cuenta la experiencia de un hombre al quedar embarazado. Su ideario progresista también ha sido criticado por Elon Musk.
Pero Netflix ha querido lanzar un mensaje que va mucho más allá de sus empleados. «Si le resulta difícil admitir nuestra amplitud de contenido, es posible que Netflix no sea el mejor lugar para usted», dice una de las nuevas condiciones.
La multinacional avisa de que sus trabajadores podrían trabajar con contenidos que no estén en línea con sus valores personales y añade que «Dejamos que los espectadores decidan qué es apropiado para ellos, en lugar de que Netflix censure artistas o voces específicas».

Polémica con Chapelle

Netflix avisa de que trabajara con todo tipo de contenidos, «incluso si se trata de títulos que vayan en contra de nuestros propios valores personales».
El especial del humorista David Chapelle fue muy controvertido entre los trabajadores de Netflix que se manifestaron pidiendo la retirada del espacio. Ted Sarandos, fundador de Netflix ya defendió al actor en vista de los buenos datos de audiencia.
El humor de Chappelle, que en 2016 firmó un contrato de 60 millones de dólares con Netflix, ha sido siempre controvertido por su temática sobre la cultura de la cancelación racial y sexual y los límites del humor, jugando constantemente con la rivalidad victimista y excluyente entre la comunidad LGTBIQ y los afroamericanos.
Netflix se ha reposicionado en el espectro televisivo mundial en vista de sus malos resultados económicos. Los ataques de Musk y su contenido excesivamente progresista ha obligado a la multinacional del entretenimiento a lanzar un mensaje a sus trabajadores que también llegue al resto del mundo.

Temas

Comentarios
tracking