Fundado en 1910

24 de junio de 2024

Dientes, adornos moldeados y huesos modificados identificados en lugares de ocupación y enterramientos atribuidos al gravetiense

Dientes, adornos moldeados y huesos modificados identificados en lugares de ocupación y enterramientos del gravetienseBaker et Al./Nature Human Behaviour

Edad de Piedra

Nueve culturas convivieron en la Europa de hace 30.000 años

Así lo revela un amplio estudio de adornos personales prehistóricos del período gravetiense

Un amplio estudio de adornos personales prehistóricos ha permitido clasificar nueve grupos culturales distintos en Europa durante la Edad de Piedra, según su ubicación y estilos distintivos.

Los investigadores se centraron en el período gravetiense, que se extendió hace entre 34.000 y 24.000 años y fue definido por cazadores-recolectores que también eran hábiles artesanos, según un estudio publicado en la revista Nature Human Behaviour.

Las habilidades artesanales de los gravetienses se pueden ver en la variedad de materiales que usaban para hacer cuentas, como marfil, huesos, dientes (incluidos los de osos, caballos y conejos), astas, piedras preciosas de azabache, conchas y ámbar. Estas cuentas probablemente sirvieron como adornos personales y como marcadores culturales.

Para el estudio, los investigadores analizaron 134 «tipos discretos» de adornos recolectados por arqueólogos durante el último siglo en 112 sitios de toda Europa.

Luego, el equipo ingresó la información que recopilaron de estudios científicos anteriores y otra literatura en una base de datos, lo que les permitió comenzar a identificar las distinciones entre las cuentas de los diferentes grupos.

«Comenzamos a notar diferencias a medida que creamos la base de datos», dijo a LiveScience.com el autor principal del estudio, Jack Baker, estudiante de doctorado en prehistoria en la Universidad de Burdeos. «En realidad, hay una gran diferencia, especialmente entre Occidente y Oriente».

Por ejemplo, los investigadores notaron que los zorros y los ciervos, ambos abundantes en todo el continente durante ese período, solo se incorporaron en cuentas creadas por ciertos grupos.

«En ese momento, los zorros y los ciervos estaban por todas partes», dijo Baker. «Sin embargo, sólo vemos personas que usan caninos de zorro en el este, aunque se pueden conseguir en todas partes. Y realmente solo encontramos personas que usan caninos de ciervo en el oeste. Entonces, aunque están disponibles en todas partes, hay una clara diferencia en lo que están eligiendo.»

También hubo movimiento de materiales entre diferentes grupos, como se puede ver, por ejemplo, en un lugar de entierro en Italia, donde los restos de un adolescente fueron adornados con materiales que se originaron a cientos de kilómetros de distancia.

«Entonces sabemos que las cosas se estaban moviendo», dijo Baker. «Sabemos especialmente que se han movido dientes y conchas fósiles [también]. El movimiento de materiales se produjo al 100%».

Los investigadores determinaron que, si bien la separación geográfica puede explicar parcialmente estas diferencias en la selección de cuentas entre los nueve grupos, los «límites impulsados culturalmente» fueron un factor mucho más importante, según el comunicado.

Por ejemplo, los entierros eran un «rasgo cultural común entre los pueblos del Gravetiense temprano y medio en Europa del Este», pero más tarde hubo un abandono del enterramiento de los difuntos, según el estudio.

Los investigadores pudieron confirmar la existencia de la mayoría de los grupos culturales basándose en los datos genéticos existentes en el registro arqueológico, pero no pudieron identificar un grupo de Europa del este porque no había datos genéticos conocidos disponibles. Otros dos grupos culturales en Iberia solo tenían datos genéticos del mismo individuo.

«La genética es una herramienta realmente poderosa, pero en realidad la genética no es igual a la cultura», dijo Baker. «Así que, aunque conocemos estos grupos genéticos, eso no necesariamente refleja su cultura, lo cual creo que es un mensaje realmente importante».

Temas

Comentarios
tracking