07 de octubre de 2022

Fernando Alonso en su box durante el GP de Hungría

Fernando Alonso en su box durante el GP de HungríaEFE

Fórmula 1

El fin de Alonso en Alpine: de aquel abrazo con Ocon a esta salida tormentosa

Fernando Alonso deja la escudería francesa entre una polémica rivalidad con su compañero y muchas fricciones con el equipo

La etapa de Fernando Alonso con Alpine ha llegado a su fin de manera inesperada. Cuando parecía que iba a renovar con el equipo francés, porque prácticamente no quedaban más opciones, la retirada de Vettel la semana pasada provocó que se quedara un asiento libre en Aston Martin, ese que ahora ha aprovechado Fernando en el primer día de vacaciones de la Fórmula 1.
'El Plan' no ha salido como imaginábamos. La temporada pasada se creó mucha expectación alrededor de Alonso haciendo creer, para los más creyentes, que ver al asturiano peleando de nuevo por el campeonato era posible. O al menos por los podios, como el que logró en Qatar. Pero nada de eso ha habido.
El cambio de normativa en la Fórmula 1, sumado a que Hamilton y Verstappen se disputaron el título hasta la última carrera, hacían pensar que Mercedes y Red Bull habrían centrado todos sus esfuerzos en el pasado mundial, dejando una posibilidad para escuderías que se encontraban en un segundo escalón. Sin embargo, Alpine no ha logrado nada de lo que se esperaba y el coche desarrollado para esta temporada es peor que el de la anterior. Solamente Ferrari ha aprovechado los cambios en la F1 para volver a estar en la parte de arriba.
La historia del español con Alpine –que concluirá a final de la temporada– terminará tras un año de profundos desencuentros desde la lectura de las carreras hasta el objetivo del equipo. Alonso, al ver que este año estaba prácticamente perdido, presionó para que se centraran en el monoplaza del año próximo. Alpine no quiso y ahora a Fernando le dará ya igual el coche que hará la escudería francesa para que lo pilote, salvo sorpresa, Oscar Piastri.

Relación deteriorada con Ocon

El GP de Hungría 2021 es una fecha para entender cómo funciona Alpine y cómo Alonso trabaja siempre en beneficio del equipo. Esa cita, de la que ahora se cumple un año, dejó el ganador más sorprendente del curso. En una carrera marcada por la lluvia y la mala salida de Bottas, Ocon pudo colocarse primero y terminar en esa posición gracias a la histórica defensa de Alonso sobre Hamilton.
Por aquel entonces todo parecía ir bien en Alpine, con una buena relación entre los pilotos que trabajaban juntos, remando en la misma dirección por el bien del equipo. De hecho, tras esta victoria, Ocon se puso en paralelo a Alonso, dando a entender que la victoria era de ambos. El francés agradeció al español su trabajo y hubo un recordado abrazo, ese con el que Alonso levantaba a Ocon en el momento de máxima euforia.
Justo un año después las cosas han cambiado mucho en la escudería francesa. Ocon parece querer asumir unos galones que por el momento no tiene en la Fórmula 1, aunque Alpine se los ha dado con constantes menosprecios al bicampeón mundial. El piloto francés era (y es) el preferido de la escudería y de hecho en Alpine no creen que Alonso esté por detrás de su compañero en el Mundial por su culpa e incluso le achacan cosas al asturiano en las que poco pudo hacer, como por ejemplo en Canadá, donde salió segundo y la mala estrategia del equipo le hizo quedar por detrás de su compañero.
La carrera de Hungría de este pasado domingo ha sido la gota que colma el vaso, con el francés mostrando un comportamiento lejos del compañerismo representado en las palabras de Alonso por radio («nunca en la vida he visto una defensa como la de Esteban hoy») y en referencia a la agresividad del francés, que no puso apenas oposición a los pilotos rivales mientras llevaba al límite a Fernando.
Además, Otmar Szafnauer, jefe de Alpine, no era claro en si iban a renovar a Alonso o en cambio apostar por el joven australiano Oscar Piastri. «Todavía no hemos tomado una decisión sobre el segundo piloto para la próxima temporada. Oscar ya tiene potencial para la Fórmula 1», dijo hace unas el máximo mandatario de la escudería. Sin embargo, este pasado sábado, Alan Permane, jefe de ingeniería, decía que Alonso «era una máquina». Ni en eso ha habido coordinación en Alpine.
Alonso parece haberse cansado de esperar, pues aunque siempre ha afirmado que su prioridad era Alpine la incertidumbre sobre su renovación le hacía peligrar su puesto en el 'gran circo'. El asturiano ha visto una oportunidad en Aston Martin tras la retirada de Vettel y es que aunque por el momento el equipo de Lawrence Stroll no esté entre los más potentes tienen un buen proyecto de futuro con varios inversores dispuestos a apostar por esta escudería.
Lo cierto es que Alonso esta temporada sigue mostrando su talento en cada circuito, y prueba de ellos es que acumula las mismas clasificaciones a la Q3 que 'Checo' Pérez, que tiene un coche muy superior al del español. Luego, en carrera, los errores de Alpine le han privado de sumar muchos puntos y lo sitúan en décimo lugar en la clasificación general, una posición que no refleja el nivel que está mostrando este año.
Comentarios
tracking