Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

La Seguridad Social empieza el año con un 22 % más de déficit real

La partida que hace temblar todo el presupuesto son las Prestaciones sociales que han llegado a 15.427,7 millones

Actualizada 04:30

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha publicado ya los resultados del mes de enero del Sistema de la Seguridad Social. Aunque dice que está en superávit, como siempre, es una entera manipulación de la información.
El Sistema de la Seguridad Social necesita todos los meses recibir transferencias corrientes de Hacienda o del Tesoro, para poder terminar de pagar todos sus compromisos.
Nuestro sistema es cada día más débil y aunque los ingresos no paran de crecer, la realidad es que los gastos lo hacen en mayor cuantía y, para equilibrar las cuentas, la Administración Central se las ve y se las desea para que no se note demasiado y un día Bruselas les exija una profunda reforma de nuestro sistema de pensiones, lo cual crearía un grave problema al Gobierno.

Nuestro sistema es cada día más débil y aunque los ingresos no paran de crece

El problema no estaría con el PP porque Alberto Núñez Feijóo siempre está dispuesto a auto inmolarse con tal de que Pedro le trate con cariño y, por lo tanto, si recibe una llamada para sentarse a negociar este tema no tendrá ningún problema, con tal de no ser insultado en demasía.
El problema está en el socio de gobierno de Pedro Sánchez, que como oiga algo que lo revitalice y le sirva para enfrentarse al Partido Socialista, con tal de recuperar alguno de los votos que está perdiendo, puede ponerse muy duro y además iniciar la senda de tumbar cualquier otra cosa que este Gobierno necesite aprobar.
Vamos, que Sumar y Yolanda con tal de ganar algo de prestigio en sus bases, puede poner en alto riesgo la estabilidad que se creía Sánchez que tenía (ojalá pase).
El tema de la Seguridad Social y, dentro de ese tema, las pensiones, le ha costado el prestigio a un ministro como Escrivá, que quería llegar a Gobernador del Banco de España y está ya fuera de todas las quinielas.
Pero la realidad es que, o se ataca pronto este problema, o en muy poco tiempo más van a sonar unas alarmas tan potentes, como las que sonaron en Israel durante el ataque iraní.

O se ataca pronto este problema, o en muy poco tiempo más van a sonar unas alarmas tan potentes, como las que sonaron en Israel

Y para que lo podamos ver claridad he preparado este cuadro que nos lo deja muy claro.
Los ingresos por cotizaciones sociales siguen creciendo en enero un 9,2 % cuando el año pasado ya crecieron un 9,9 % y es debido a que la suma de lo que pagan los empresarios más lo que pagan los trabajadores por todos los conceptos, puede llegar a un 37,5 %, a lo que hay que añadir la «Aportación Solidaria» para el sostenimiento de las pensiones. Todo ello lleva a que la recaudación en el mes de enero haya llegado a los 13.488 millones, con el incremento que indicaba anteriormente.
La otra partida importante son las transferencias del Estado que han llegado en enero a 1.911 millones con una subida del 3,3 %, para con el resto de los ingresos, hacen que la cifra de enero haya sido de 15.597 millones un 8,7 % más que en 2023.
Pero los gastos no paran de subir, para empezar los gastos de personal han subido un 10,2 %, a lo que hay que añadir una subida del 22,7 % en los gastos corrientes, más una subida del 10,7 % en la partida más importante que es la de las prestaciones sociales, que internamente la llaman Transferencias corrientes.
La partida de personal y la de gastos, no tiene ningún sentido que crezcan a esos niveles y en caso de que los próximos meses se confirmen habrá que pedir explicaciones a la ministra.
Pero la partida que hace temblar todo el presupuesto son las Prestaciones sociales que han llegado a 15.427,7 millones y que habrá que analizar en un próximo artículo.
Esta partida solo, supone el 112 % de los ingresos por cotizaciones sociales y aquí es donde está el quid de la cuestión y es donde tienen que ponerse expertos a trabajar, para ver que se puede hacer, sin perjudicar a los pensionistas, pero evitando a la vez que esta cifra continúe creciendo de forma desbocada para la Administración Central.

La partida de personal y la de gastos, no tiene ningún sentido que crezcan a esos niveles

Así vemos que si hacemos caso al ministerio, el superávit oficial del mes de enero ha caído un 60 %, pero la realidad es que el déficit real del primer mes del año ha crecido un 22 %.
Y lo malo de todo esto es que la historia acaba de empezar de nuevo y, aunque no es una historia interminable, es una película real de terror y si alguien no lo quiere ver así, lo siento mucho, el día que vengan con las rebajas, esta será la primera partida que se tocará.
Comentarios
tracking