23 de mayo de 2022

Pablo Echenique en el Congreso

Pablo Echenique en el CongresoEfe

Reacciones

Echenique afea al Rey que no mencionara a Juan Carlos I y Rufián que no pidiera el voto

Unidas Podemos mantiene un perfil más bajo que otros años respecto al discurso de Felipe VI. Todos sus ministros callan, incluido Alberto Garzón

Con Unidas Podemos en el Gobierno de Pedro Sánchez, la habitual fiereza de los morados contra el discurso navideño del Rey ha sido menos este año.
Todos los ministros del ala de Yolanda Díaz han optado por el silencio. Incluidos Alberto Garzón e Irene Montero. Dejando la respuesta a Felipe VI casi en exclusiva a su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique.
Éste ha criticado en Twitter que el monarca no pronunciara «ni una sola palabra» sobre Juan Carlos I ni sobre la Casa Real, y que tampoco hiciera «autocrítica». Y le ha recriminado que solo defienda la Constitución para defender la monarquía.
«Su negativa a ultranza a modificar una de las constituciones menos modificadas del mundo suena a una defensa del artículo 56.3 que garantiza a cualquier monarca la impunidad, independientemente de los delitos que cometa», ha insistido.
Según Echenique, la puesta en valor de lo público que hizo el Rey en su mensaje forma parte del «patrimonio democrático y republicano». «¿Para qué sirve un rey que demuestra su impotencia cuando dice defender principios contrarios a lo que representa? ¿Para qué sirve una corona que impide el cambio por su propia naturaleza; que calla sobre su corrupción y es incapaz de reformarse? ¿Para qué sirve la monarquía?», se ha preguntado.
Echenique apenas ha sido secundado dentro de las filas de Unidas Podemos, uno de los dos socios del Gobierno. Hasta Pablo Iglesias ha guardado silencio. También se han mantenido callados Gerardo Pisarello, secretario primero de la Mesa del Congreso, y Jaume Asens, portavoz de los Comunes en la Cámara, ambos otros años muy críticos.
Sí se ha pronunciado la secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge, para señalar que Felipe VI reconoció en su discurso «el avance de los valores republicanos en nuestra sociedad». Y añadir: «Cada vez está más claro que el futuro no es lugar para la monarquía».
De entre los socios parlamentarios del Gobierno, Gabriel Rufián ha vuelto a bromear, como cada año, con que al Rey no se le vota. Este año el portavoz de ERC en el Congreso lo ha hecho con un escueto «ojo porque no pide el voto».
Por su parte, el presidente de la Generalitat ha tachado de vacío el mensaje de Nochebuena: «Esperábamos poco y ha aportado muy poco», según Pere Aragonés.
Comentarios
tracking