27 de mayo de 2022

Uno de los portavoces de Soria ¡YA!, Carlos Vallejo

Uno de los portavoces de Soria ¡YA!, Carlos VallejoEfe

Su primer lance

España Vaciada se pone a prueba en Castilla y León con el poco tiempo en contra

De momento en Soria, Burgos y Zamora las asociaciones que la integran ya han dado el paso. En las otras seis esperan hacerlo. El reloj corre rápido: el 9 de enero tienen que cerrar las listas

Uno de los factores que tuvieron en cuenta Pablo Casado y Alfonso Fernández Mañueco para adelantar las elecciones al 13 de febrero, aun conociendo la dureza del invierno castellano y leonés, fue la amenaza de España Vaciada. Los populares querían pillar a la plataforma a contrapié, sin tiempo para armar candidaturas en las nueve provincias.
Castilla y León es una tierra permeable a su mensaje del abandono institucional, donde plataformas como Soria ¡YA! llevan más de dos décadas de andadura. Precisamente ésta fue la primera en anunciar, apenas unas horas de que se confirmara el adelanto, que se presentará a estos comicios.
En su caso lo hará como agrupación de electores. Este mismo domingo han empezado la recogida de firmas. Según la ley electoral, necesitan conseguir el uno por ciento del censo, unos 800 avales.
No obstante España Vaciada ha puesto su marca a disposición del resto de movimientos inscritos para que concurran como partido si lo prefieren en las ocho provincias restantes. Burgos Enraíza –a su vez integrada por más de 45 asociaciones– también ha oficializado que concurrirá. Y lo mismo Ahora Decide, en la provincia de Zamora.
Después del experimento aislado de Teruel Existe, el 13-F en Castilla y León será el primer lance electoral para España Vaciada; un movimiento del que se habla mucho últimamente en los cenáculos políticos por la sacudida que pudiera provocar al tablero electoral pero que de momento es pura incógnita. Pura especulación. Y que genera no poca desconfianza. En Vox, de hecho, están convencidos de que detrás está La Moncloa para perjudicar al partido de Santiago Abascal, como contó El Debate.
En cualquier caso, sus integrantes tienen hasta el 9 de enero para presentar listas electorales. Socialistas y populares vienen deslizando que este tipo de movimientos son terreno abonado para arribistas: personas que han pasado por varias formaciones políticas y no han acabado bien en ninguna. Oportunistas en busca de nuevas siglas.
El primer movimiento de Fernández Mañueco para cortar el paso a esta revuelta ha sido no pactar los Presupuestos de 2022 con el procurador de Por Ávila, el voto que necesitaba para sumar mayoría absoluta con los del PP y Cs (desde que una procuradora de Cs se pasó al grupo mixto en marzo). Haberse plantado ante sus demandas, desproporcionadas según los populares: pedían 35 millones de euros más sobre lo presupuestado.
«Si hubiéramos accedido a su chantaje estaríamos dando alas al cantonalismo, y eso nos lleva al desastre. Estaríamos mandando un pésimo mensaje», señalan desde el entorno de Fernández Mañueco a este periódico. En la legislatura que ahora ha terminado de forma precipitada en las Cortes de Castilla y León, además de Por Ávila, que es una escisión del PP, estaba representada la Unión del Pueblo Leonés.
Este último es un partido que reivindica la región leonesista y con una amplia trayectoria de 35 años. Actualmente cuenta con en torno a 150 concejales. No es el prototipo de España Vaciada.
El propio Fernández Mañueco ha señalado que este tipo de plataformas sociales y cívicas existen «con la mejor de las intenciones» y que pelean por lo mejor para su territorio, pero que cuando se transforman en partido político acaban siendo «la muleta de Sánchez», en alusión a Teruel Existe.
La formación, que tiene un diputado en el Congreso, asegura no tener ideología, pero sí una máxima: favorecer la gobernabilidad. Y a ella se ha agarrado hasta ahora Tomás Guitarte para apoyar al Gobierno en todas las votaciones importantes para Pedro Sánchez, más que ERC. Empezando por su investidura en enero de 2019, que no habría sido posible sin el sí del turolense.
Comentarios
tracking